La despertaron para ABUSARLA: el horror vivido por una ABUELA de 92 años

Luego del salvajismo, no pudo levantarse de su cama, recién al día siguiente pudieron ayudarla.

La abuela estaba durmiendo en su casa de Florencio Varela, cuando fuer sorprendida por un intruso. Después de soportar que el hombre la abusara, María Angélica no pudo levantarse de la cama. Al día siguiente, fue hallada por una de sus hijas y trasladada al Hospital zonal.

El terrible hecho tuvo lugar en una vivienda de la calle 24, en la localidad de Kilómetro 26.700. María Angélica se había ido a dormir como todos los días, sin pensar que esa noche iba a tener su peor pesadilla. El hombre ingresó al domicilio, fue hasta la habitación y comenzó a golpearla. Luego, la violó y huyó. Al día siguiente, la abuela, que no pudo levantarse de la cama por los golpes recibidos, fue encontrada por su hija María, de 72 años, quien llegó de visita para ver si necesitaba algo.

La nonagenaria fue trasladada de urgencia al Hospital Mi Pueblo de Florencio Varela, donde quedó internada un par de horas y luego recibió el alta, para que continúe la recuperación en su hogar. Tras la denuncia, comenzó una investigación para dar con el chacal que atacó a María Angélica.

Según publicó el medio Radar del Sur, el sospechoso, de acuerdo a la declaración de la víctima, es un hombre de aproximadamente 30 años, de contextura delgada y calvo. Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 8 de Florencio Varela, a cargo de la doctora Claudia Brezovek.

Un caso similar

Al tiempo que se produjo la brutal agresión contra María Angélica, en los Tribunales de Quilmes se está desarrollando un juicio contra dos sujetos acusados de robar, violar y matar a una jubilada delante de su marido, quien también fue asesinado.

Los hechos ocurrieron el 13 de octubre de 2013, en una vivienda de la calle 132, entre 8 y 9. Allí vivía Julia Velásquez, de 80 años, a quienes al menos uno de los delincuentes la abordó en la cama y la violó. Vale aclarar se desestimó de acusar a los dos sujetos por el abuso, ya que el ADN hallado pertenece a un tercer sujeto que está prófugo.

Esa misma noche asesinaron a su esposo, Mateo Cristaldo, de 85 años, quien fue víctima de una salvaje golpiza que provocó su fallecimiento.Para Sebastián Videla, el fiscal del juicio, quedó probada la culpabilidad de los dos acusados, José Agüero y Darío Prida.

En consecuencia, pidió a los jueces del Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 4 de Quilmes la pena de Prisión Perpetua.De los dos, el más comprometido es Prida, a quien los investigadores le secuestraron de su domicilio en un allanamiento un pantalón de jean con manchas de sangre, que al ser cotejadas arrojaron compatibilidad con el ADN del abuelo fallecido.

Fuente: El Inransigente

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir