Perdió sus piernas por pisar una mina terrestre y ahora sueña con ser campeón paralímpico de natación

Malek Mohammad es un deportista afgano de 25 años; está entrenando para lograr su ansiada meta de competir en los Juegos de Tokio 2020.

“Me gustaría convertirme en una persona popular, en un buen héroe, para ayudar a otros amputados o víctimas”, confiesa Malek Mohammad, un joven atleta que perdió sus piernas a los 11 años, cuando pisó una mina terrestre en Kabul, y ahora sueña con representar a su país en los próximos Juegos Paralímpicos.

Para su recuperación, Malek contó con la ayuda de un funcionario, que gestionó su tratamiento en California, donde recibió prótesis y sesiones de fisioterapia. Allí, a sus 16 años, aprendió a nadar.

Ahora, Malek entrena duro para una competencia en septiembre que le podría dar el pase a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Perseguir un sueño: primero debe ser aceptado en el Campeonato Mundial de Paranatcación en México para llegar a los Paralímpicos.

Fuente: La Nación

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir