Cuáles son los animales de los nuevos billetes que usaremos los argentinos

El Banco Central reemplaza progresivamente los billetes que tienen imágenes de próceres, por dibujos de fauna autóctona; Fíjate qué representa cada uno y por qué fueron elegidos.

Los nuevos billetes presentan en el anverso la figura de un animal típico de la región y en el reverso el hábitat característico de esa especie.

Yaguareté, Ballena Franca Austral, Cóndor Andino, Hornero, Guanaco y Taruca son los que fueron seleccionados cuidadosamente por su relevancia.

Además para ofrecer una mirada federal sobre la vida silvestre, recorriendo distintas regiones de nuestro país.

Guanaco (billete $20) – reemplaza a Juan Manuel de Rosas – Estepa patagónica

Este mamífero fue durante miles de años el sostén de muchas sociedades humanas de Latinoamérica, pero hoy podría convertirse en una valiosa opción para enfrentar la crisis ecológica. Pocas especies de herbívoros suramericanos son tan abundantes como el guanaco. Anteriormente, se utilizaban sus carnes, huesos y pelos, para realizar casas, comidas y vestimenta. En la actualidad, el cierre de estancias ha favorecido al incremento de su población y, quizás, se conviertan en el ganado del futuro para la Patagonia.

Cóndor (billete $50) – reemplazará a Domingo Faustino Sarmiento – Región Andina

Son los dueños del aire, maestros del planeo. Con sus alas abiertas suman tres metros, con las que pueden alzarse a más de 7 kilómetros de altura. Sin embargo, esto no logra ponerlos a salvo. Últimamente, son víctimas de envenenamiento con cebos tóxicos que se emplean para combatir a pumas y zorros. Estos carroñeros son un eslabón fundamental en las cadenas tróficas, pues eliminan los posibles focos de infección en el ambiente.

Taruca (billete $100) – reemplazará a Julio Argentino Roca – Región Noroeste

Uno de los ciervos menos conocidos de la Argentina. Su presencia señala una naturaleza casi intacta pero su población disminuye notablemente y un equipo de investigadores recolecta información para tratar de salvarlas y conocer el estado de la población ya que no se tienen estudios de la abundancia poblacional. Martín Miranda, diseñador de estos billetes, realizó un viaje de investigación para diseñar este billete. Las tarucas están en la Sierra de Famatina, entre los 2 mil y 5 mil metros sobre el nivel del mar y son muy difíciles de observar.

Ballena Franca Austral (billete $ 200) – Mar Argentino, Antártida e islas del Atlántico Sur

Despiertan una fascinación difícil de igualar en un ser vivo. Se crían en otoño en la península de Valdés, un lugar privilegiado para observar fauna marina. Son amenazadas por las gaviotas que se alimentan de la piel, primordialmente de los ballenatos. Este billete fue emitido en octubre del año pasado.

Yaguareté (billete $500) – Región Noreste

Este carnívoro félido es el dueño de los bosques. Su presencia indica la poca intervención del ser humano. Sin embargo, no tiene la supervivencia asegurada y está destinado a desaparecer sino se toman las medidas adecuadas. En Corrientes hay una reserva natural, en Iberá, que funciona como centro de cría y liberación de esta especie de felino silvestre. Este billete fue emitido en junio del año pasado.

Hornero (billete $1000) – Región Centro

De gran capacidad para el vuelo. El hornero representa el pájaro nacional y son conocidos por usar barro y pasto para hacer sus nidos. Esta especie de ave es muy familiar con el hombre y no está en peligro de extinción. El hornero es el animal que le pondrá cara al billete más caro.

Para conocer más esta “Nueva familia de billetes. Animales autóctonos de la Argentina”, el BCRA presentó esta semana, en el Village Cine Recoleta, un documental que plasma a través de imágenes de gran calidad, distintos aspectos sobre cada una de las seis especies seleccionadas para formar parte de los nuevos billetes: sus características, su hábitat sus costumbres, y también las historias de aquellas personas que trabajan ayudando a desafiar las problemáticas que se plantean por la intervención humana y los cambios en sus ecosistemas. El film fue realizado por el director y productor Juan María Raggio, bajo el ala de productora Jumara Films.

Fuente: La Nación

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir