Una beba argentina fue intoxicada con cocaína y éxtasis en Punta del Este

La madre consumía cocaína y pudo pasar a la beba cuando fue amamantada.

Un matrimonio argentino que pasa vacaciones de invierno en el balnerario uruguayo fue procesado por la justicia local cuando se comprobó que su hija de casi un año de edad se había intoxicado con cocaína, éxtasis y otras drogas.

La pareja había llegado a Punta del Este días atrás, con su beba de 11 meses, y alquilaron una casa en el balneario. La alarma se generó en el Sanatorio Cantegril, que está sobre la avenida Roosevelt, cuando los padres llevaron a atenderse a la niña que estaba intoxicada , y los médicos concluyeron que era por el consumo de drogas.

¿Cómo había llegado la cocaína, el éxtasis, las mentanfetaminas y anfetaminas a la nena? Las primeras explicaciones fueron confusas, y los padres relataron a los médicos que el fin de semana anterior, en la noche y madrugada del sábado 24 al domingo 25, habían realizado una fiesta en la casa arrendada, para recibir amigos, y que en el encuentro hubo consumo de varias drogas, según informó el diario local El País.

Al día siguiente, la madre, una argentina de 25 años identificada por sus iniciales P.G., dijo que sigue amamantando a la nena y que siempre ha consumido drogas y que solamente no lo había hecho en los primeros tres meses de la nena. El esposo es un argentino de 48 años identificado por las iniciales M.A.

Lo llamativo para los médicos fue el resultado de los análisis de la nena y de la madre, porque según los datos de laboratorio, la mujer había consumido cocaína y la droga pudo pasar a la niña cuando fue amamantada. Pero los exámenes a la mujer no dieron rastros de las otras drogas. Entonces, ¿cómo pudo pasar que la niña ingiriera éxtasis, mentanfetaminas y anfetaminas?

Ante el juzgado, los padres no ratificaron la versión conocida en el sanatorio y negaron la fiesta. Incluso trataron de culpar a obreros que estaban realizando un trabajo en la casa, con la sospecha de que pudieran haber dejado drogas en algún lugar.

Los padres de la nena fueron procesados por el delito de “omisión a los deberes inherentes a la patria potestad y la tutela de los hijos” y se decidió remitir los antecedentes a la justicia de Familia de Argentina, y que la nena -que sigue internada en el sanatorio- sea entregada a una abuela para que pueda regresar a Buenos Aires.

Aunque el matrimonio fue procesado sin prisión, el juez dispuso medidas sustitutivas, por lo que deberán quedarse en Uruguay dos meses más, y presentarse en la comisaría más cercana tres veces a la semana.

Fuente: La Nación

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir