Convivió un año con los cadáveres de sus padres ¿qué indican las autopsias?

Hablaron los expertos en psiquiatría ‘El hombre tiene delirio paranoide y su condición supone un ‘riesgo cierto e inminente para sí y para terceros’.

Roberto Princic tiene 43 años y convivió un año con los cadáveres de su padre y de su madre. El hombre tiene delirio paranoide y su condición supone un “riesgo cierto e inminente para sí y para terceros”. Así lo revela un informe interdisciplinario hecho por psiquiatras y psicólogos a pedido del fiscal de Vicente López Martín Gómez, que está a cargo de la causa.

Princic convivió con sus padres muertos y ahora está internado en el Hospital Municipal Bernardo Houssay, de Vicente López, donde será operado de una fractura en la cadera; y después será trasladado a un neuropsiquiátrico.

La autopsia practicada sobre los cuerpos de Eugenio Roberto Princic, de 80 años, y María Elena Guido, de 79, reveló que no había signos de violencia. “Se practicaron placas radiográficas y ninguna revela traumatismo alguno; los huesos de la tráquea están intactos y las ropas no presentaban signos de fuerza” aplicada sobre ellas, agregaron los informantes.

La data de muerte de María Elena Guido sería de entre 10 y 12 meses, y la de su marido, de entre 12 y 14 meses. Sus cuerpos fueron hallados de manera fortuita en las últimas horas en su casa de Agustín Álvarez 1561, en Florida, Vicente López.

“Un peritaje hecho por expertos de Bomberos con relación a la presencia de tizne u hollín en la cocina de la casa determinó que tendría origen en la ignición de papel. Ello también concuerda con las manifestaciones del hijo del matrimonio, que sostuvo que tenía cortado el suministro de gas y que, como el titular era su papá, él no podía hacer los trámites para la reinstalación del servicio; por eso, quemaba papel debajo de una rejilla con aceite y así calentaba su comida. Esa circunstancia generaba una excesiva cantidad de humo”, agregaron los informantes.

El hombre, convertido prácticamente en un esqueleto, yacía al costado de una cama, tirado boca abajo y estaba vestido, y de acuerdo a las estimaciones habría fallecido al menos hace un año. La mujer estaba postrada en la cama de una habitación en el fondo de la propiedad y su data de muerte fue calculada en seis meses por los peritos de la Policía Científica.

El fiscal Gómez se presentó en la casa para iniciar las investigaciones junto a personal de la Subdelegación Departamental de Investigaciones de Vicente López y de la comisaría de Florida. Fuentes judiciales revelaron que de acuerdo a las primeras averiguaciones y apreciaciones de los peritos en el sitio no hay signos de violencia y la principal hipótesis es que las víctimas fallecieron por causas naturales y el hijo esquizofrénico, por su enfermedad, nunca le avisó a nadie que primero su padre y luego su madre habían muerto.”

El hombre tenía una cirugía cardíaca que se veía a simple vista en el pecho, por lo que se cree que se pudo haber descompensado y quedó tirado de la forma en que apareció el esqueleto”, dijo a Télam un investigador judicial. El fiscal ordenó que los cuerpos sean remitidos a la morgue y espera los resultados de las autopsias para determinar fehacientemente las causas de los fallecimientos y de esa manera poder establecer en cada caso si se trató de una muerte violenta o natural.

Por el testimonio de vecinos, los pesquisas también ya pudieron determinar que el hijo dormía en una habitación contigua a la que yacía el cuerpo de su madre y que tenía actitudes antisociales .Gómez pidió que el hijo sea sometido a una evaluación médica interdisciplinaria para determinar si se requiere su internación y también instruyó a la policía a averiguar en qué circunstancias apareció con golpes y una fractura.”Queremos saber si este hombre se autolesionó o si fue sometido a alguna paliza”, reveló una de las fuentes consultadas.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir