El “milagroso” parto de un bebé prematuro en un coche envuelto en el saco amniótico

El parto de un bebé prematuro a menudo tiene más complicaciones. No obstante, que además sobreviva tras nacer en el saco amniótico y en un coche sin asistencia médica es algo “milagroso”, según apunta la  madre de Ean.

Con solo 29 semanas de embarazo, Raelin Scurry no pensaba que fuese a dar a luz. Sin embargo, tras 45 minutos de contracciones cada vez más intensas decidió ir con su marido en coche al hospital.

De camino, las contracciones se volvieron más intensas y Scurry supo que era el momento de empujar. Cuenta que su bebé nació en el coche y cuando le miró, se dio cuenta de que estaba completamente envuelto en el saco amniótico.

La mujer explica en su cuenta de Instagram que es “milagroso” porque este hecho solo ocurre en 1 de cada 80.000 partos. A partir de entonces, tardaron unos 7 minutos en llegar al hospital donde abrieron el saco amniótico para ayudarle a respirar, según Independent.

El pequeño Ean, que nació con poco más de un kilo, continúa hospitalizado.

Fuente: Cuatro Noticias

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir