Rogelio Amaya: “Sueño que los trabajadores digan con la frente bien en alto ‘soy gastronómico’ “

FOTO: Marcos Agüero para DIARIO MÓVIL.

El secretario general de UTHGRA va por la reelección con el objetivo de reducir el empleo en negro en el sector, brindar casas y camping a los afiliados.


La historia de Rogelio Amaya se remonta a 17 años atrás cuando empezó a trabajar en el Hotel Alkazar y fue electo delegado en dos oportunidades. Hasta que lo llamaron a la conducción sindical central. “Me aboqué a lo que realmente me apasiona que es defender a los trabajadores. Con el apoyo de los compañeros y del equipo de la Lista Celeste creo que nos va a ir bien”, apostó.

Durante toda la entrevista apostó al trabajo en su equipo “incansable, con toda la fuerza joven y también la experiencia. Y netamente de gastronómicos”. La principal tarea será limpiar la imagen del sindicato, según dijo.

“Si el sindicato crece es gracias a todos. Yo necesito que los trabajadores vengan, conozcan su casa, cada ladrillo de este hermoso edificio es de ellos. Quiero que vengan a pedir explicaciones de lo que hemos hecho con los aportes”. Y apuntó a los trabajadores del sector que aún no están registrados o figuran mal registrados. Contó que desde 2015 el porcentaje en negro ha venido disminuyendo gracias a un trabajo arduo y delicado de inspección.

“Si ahora contamos en el padrón con unas 3.500 personas, para el año que viene a esta altura lo tenemos que doblar. La gente está, pero falta que nosotros salgamos a afiliarlos. No es un desafío, es un gusto”.

“Nosotros de ninguna manera vamos a permitir que el trabajador sea un esclavo. Necesitamos que el trabajador recupere la dignidad, que sea reconocido y pagado como tal.
Es cierto que la situación es mala. Eso existe. Hay empresas a las que la mala situación económica los ha golpeado. Pero también hay una cantidad de empresas que se cuelgan de eso y se aprovechan de la necesidad de la gente, que con tal de llevar pan a la casa aceptan lo que sea, o hacen el trabajo de dos o tres personas y les pagan mal”, analizó Amaya.

“Y hay empresarios que cuando ven entrar a los inspectores los mandan al fondo o incluso a sentarse en una mesa para pasar como clientes. Es una burla. Pero estamos trabajando fuerte y con gran apoyo de la Subsecretaría de Trabajo, policía, Bromatología y muchísimo apoyo del Gobierno. Uñac es el gobernador de los trabajadores, nos escucha, da solución y está”.

FOTO: Marcos Agüero para DIARIO MÓVIL.

“Lo que me da orgullo sinceramente es haberle sacado el miedo a los trabajadores, que ingresen de nuevo al sindicato sin temor. El problema que traiga el trabajador es de él y nuestro, y nadie más. Su nombre no saldrá a luz bajo ninguna circunstancia. Antes entraban al sindicato y cuando volvían a sus puestos ya sabían los dueños que habían estado en UTHGRA. A nosotros nos toca la peor parte que es limpiar la imagen del sindicato. No voy a hablar mal de nadie ni acusar. Si miro para atrás es solo para recordar de dónde vengo”, dijo.
Y a futuro consideró que la frutilla del postre es el barrio y el camping sindical. “Lo anunció el mismo gobernador en el agasajo gastronómico que hicimos con la Lista Celeste el 7 de agosto. Necesito que el gobernador me dé un tiempito en la agenda para firmar el acta compromiso con el IPV. Los terrenos los tenemos casi listos, en Pocito. Me interesa más que la ubicación, que el trabajador cuente con su casa y deje de regalar plata con alquileres, deambulando con las renovaciones y que esté cómodo”.
Para esto falta el acuerdo entre las partes y también la requisitoria para este tipo de operaciones en planes de vivienda que no son considerados de emergencia social. “No voy a decir que tenemos los mejores sueldos, pero con ese salario, puede llegar a tener su casa. Se le va a hacer cuesta arriba un tiempo cuando tenga que pagar la cuota de alquiler y de la casa. Pero es una inversión. Y es el sueño de todo ser humano con familia: un trabajo estable, digno y la casa propia”, argumentó Amaya.
“A mí no me van a prohibir soñar y cumplir mis sueños. Quiero que los trabajadores puedan decir con la frente bien en alto “soy gastronómico”. Lo estamos logrando. Sé que después de las elecciones viene una camionada de novedades muy buenas para el trabajador. Va a ser todo más estable al poder contar con un equipo netamente luchador y gastronómico. Por ahora tengo muchos palos en la rueda. Después de septiembre quedará en el olvido y transitaremos un camino limpio”, remató.
Cerca, en departamentos alejados
Otro de los ejes de Amaya es lograr sedes de UTHGRA en Iglesia, Jáchal y Valle Fértil. “Primero porque está la minería, se hace el Túnel de Agua Negra y se viene el proyecto Pampa El Cura que se comenta será catalogado con más que 5 estrellas, 6 diamantes. Tiene helipuerto, caballeriza, campo de golf. Queremos capacitar a la gente de allá para que esté a la altura y tenga la oportunidad de trabajar en su lugar”.
“Después de septiembre tenemos todo listo para ir a dar clases a Valle Fértil. Porque ellos para venir a buscar una orden médica, un bolso de maternidad o una mochila tiene que perder el día de trabajo y pasar toda la jornada acá. Por eso a la gente de zonas alejadas le ofrecemos el hotel para que ese día que vengan estén cómodos y descansados. Pero no hay como tener sede propia en cada localidad. Sería un beneficio para ellos y para más gente”.

Capacitaciones
Otra de las apuestas fuertes de la Lista Celeste reforzar los cursos de oratoria, cocina, certificaciones de mucamas y gobernantas. Pero además, con la llegada de capitales chinos a Veladero y la puerta abierta al Pacífico por el Túnel; la idea de Amaya es ofrecer también cursos de chino mandarín, junto con los de inglés y portugués. Y además llevar esos cursos a zonas alejadas que serán de impacto cuando esos proyectos internacionales estén consolidados.

FOTO: Marcos Agüero para DIARIO MÓVIL.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir