Un abrazo de fe y amor por los jóvenes sanjuaninos accidentados

En las puertas de la clínica donde permanecen internados Mauro Ferrarini y Daniel Ferrer se vivió un momento muy emotivo. Amigos, familiares y allegados rezaron en conjunto para darles fuerza en la pelea de sus vidas.


Siguen estables pero con pronóstico reservado los chicos pocitanos que se accidentaron el sábado por la madrugada en Lateral de Circunvalación y Libertador. Ferrer evoluciona un poco mejor que Ferrarini que sigue en coma inducido.

El grupo de amigos de los pacientes está apostando fuerte a la intervención divina, además de la confianza en los médicos de la clínica que eligieron los familiares para la recuperación.

Por ello, frente al sanatorio de Avenida Libertador se reunieron en horas de la siesta para rezar por la salud de Mauro y Daniel, amigos de mucho tiempo que hoy comparten habitación mientras dura la convalescencia.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir