Aseguran que una nena sanjuanina se recuperó por un MILAGRO

Pía Guadalupe Carballo fue atropellada en el barrio La Estación y quedó en estado crítico, luchando por su vida. Hoy, ya en una sala común, los médicos hablan de “sorpresa” y su familia asegura que su recuperación fue un milagro.


Pía Guadalupe Carballo está revolucionando a todos los que la cuidan en el Hospital de Niños Juan Carlos Navarro. El viernes ingresó en grave estado a la urgencia pediátrica tras ser arrollada por un auto en la vereda de su casa del Barrio La Estación, en Rawson. Desde entonces se está recuperando de un hundimiento de cráneo y fracturas en su cuerpito. Pero el ritmo de la rehabilitación es lo que ha sorprendido sobremanera a los médicos. La familia es muy creyente y le adjudican un rol importantísimo a la divinidad.

Así lo contó su abuela Vanesa a DIARIO MÓVIL. “Pía se despertó en menos de 24 horas de internación, se incorporó y dijo “mamá te amo”. Yo ese sábado pegué un grito, sin darme cuenta de los demás niños que estaban internados”; relató la mujer.

Los médicos se sorprendieron y rápidamente pasó primero a terapia intermedia y luego a una habitación común. “Primero me dijeron que por el hundimiento en la cabecita iba a necesitar dos prótesis. Pero está mejorando y ahora los cirujanos me dicen que probablemente 1 sola o ninguna porque el hueso sigue creciendo y le quedaría sólo como un pupito”, comentó.

El ánimo de la chiquita es realmente increíble para los familiares y profesionales. “Anoche se quiso bajar de la camita a caminar, pero se le va la piernita porque tiene fisuras en la cadera. Quiere estar con papá y mamá, que así nos dice a los abuelos que la criamos desde los 6 meses”, dijo Vanesa.

Pía es la integrante menor de una murga barrial, y a su abuela le dice todo el tiempo en la habitación que se vayan a casa a bailar. Sin embargo hay que esperar que se le deshinche la cabecita y mejore la fisura cervical para un estudio completo antes de recibir el alta. “Puede ser una semana, dos, un mes. Porque los médicos me dicen que con las “sorpresas” que está dando la nena no se sabe. Dicen ya ellos que es un milagro”.

La mujer quiso agradecer por este medio a médicos, camilleros, policías de la guarda, terapistas y a todos los que las asistieron en semejante momento. “Nos han atendido excelente, no sé como les voy a pagar todo lo que han hecho por mi nieta y por mi. Y a mis vecinos, también se los voy a agradecer toda la vida”, dijo Vanesa.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir