El Mono, el semitero preferido por los trabajadores del Centro Cívico

Es el vendedor de semitas caseras más conocido de los empleados del Centro Cívico. Todos destacan su buen humor y la calidad humana con la que atiene a todos los empleados públicos. Hasta el gobernador Sergio Uñac es fanático de sus productos.


Su nombre es Ceferino Castro, pero sus amigos lo conocen como El Mono. Hace 7 años que deambula el Centro Cívico vendiendo semitas caseras, pepas y galletas de miel caseras.

Llueva o truene, Ceferino llega con su olor a pan calentito que resulta irresistible para varios empleados del lugar, que ya se han convertido en clientes frecuentes. “Hasta los perros me conocen en este lugar” dice entre risas.

“Gracias a Dios nunca tuve reclamos de la gente, tengo mi clientela, hasta el Gobernador me compra semitas a mí” cuenta orgulloso.

El Mono está firme desde las 6 de la mañana, hasta las 2 de la tarde y asegura que en promedio vende unas 700 semitas todas las mañanas.

Recibe ayuda de su hija y toda su familia que lo apoya en su incansable trabajo. “Me gano la vida trabajando honestamente y disfruto charlar con la gente” finaliza diciendo en su breve entrevista con DIARIO MÓVIL.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir