Le dieron trabajo comunitario por darle un “sillazo” a un patrullero

Bruno Cadozo Quevedo fue juzgado en Flagrancia y le dictaron suspensión de juicio a prueba (Probation) por 2 años. El hombre había arrojado una silla al móvil policial que lo intimó a restituir a su mamá el hijo que comparten. 

Foto exclusiva de Mara Belzagui para DIARIO MÓVIL

El sábado Bruno Ricardo Cadozo Quevedo discutió con su pareja por la tenencia del hijo que tienen en común. La mujer lo denunció porque el hombre presuntamente no quería restituir el menor. Al llegar el patrullero policial al Lote Hogar 26 de Santa Lucía, Cardozo estalló y arrojó una silla al móvil.

El mueble de caño ocasionó abolladuras y raspones en el parante, espejo retrovisor y puerta del lado del acompañante del vehículo. Quedó imputado por el delito de daño agravado y este lunes fue sentenciado en el fuero de Flagrancia.

El juez dictó la suspensión de juicio a prueba (Probation) por 2 años. Es decir, el sujeto deberá realizar trabajos comunitarios o una reparación social por el daño efectuado.

 

Nota relacionada: 

Condenaron al “Gasolero” por romper un patrullero sanjuanino el martes

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir