“Tener un hijo con síndrome de Down resultó ser una bendición”

Familias con hijos con síndrome de Down se reúnen a celebrar la vida. 


Bajo el lema “Qué bueno que están con nosotros”, varias familias con hijos con síndrome de Down se juntan a celebrar la vida de sus hijos y su llegada a los hogares. “Queremos transmitir el mensaje de que hoy elegiríamos que nuestros hijos tengan síndrome de Down por lo lindo y valioso que es tenerlos con nosotros”, cuenta Luz de las Carreras, una de las madres que organiza el encuentro en su propia casa, en Bella Vista.

Luz tiene nueve hijos, uno de ellos, Santos, de 3 años, tiene síndrome de Down. Se enteraron de su condición cuando estaba embarazada, “nos fuimos preparando con miedo y sorpresa, pero es una de las cosas más lindas que nos pasó, por el cariño que da, porque Santos despierta lo mejor en los demás”, remarca Luz.

Otras madres que apoyan la iniciativa, como Luján, que tiene a Francisco, y lo adoptaron cuando tenía un mes, relata: “Es la alegría de la casa, es quien pone música, es el gran conciliador y nos ayudó a valorar las pequeñas cosas”.

Laura es mamá de Jorge, el menor de tres hermanos, y cuenta que la vida familiar no sería lo mismo sin él. “Jorge es una alegría para todos. Ahora va a una escuela especial, pero en la escuela integrada fue una experiencia lindísima”, describe.

También estarán presentes, Victoria y Jorge Acosta con su familia. Ellos tienen ocho hijos, Milagros y Wilson, ambos con síndrome de Down. “Son una bendición. Ellos se relacionan desde el amor. Mili es nuestra hija biológica y Wilson es adoptivo. Si bien hemos pasado momentos bravos, el amor nos mantuvo unidos y toda la familia recibió más de ellos de lo que hemos dado”, cuenta Jorge. “La mamá de Wilson tenía 15 años cuando él nació y tuvo la valentía de tenerlo, no podía cuidarlo pero le dio la vida. Cuando él cumplió 18 años, la buscamos y hubo un encuentro muy sanador para todos”, dice emocionada Victoria. La familia tiene además una bebita en tránsito también con síndrome de Down.

“Si tenés un hijo con síndrome de Down y estás feliz y querés que el mundo lo sepa, te espero el domingo 15 de abril a las 15.30 en casa con tu niño”, concluye Luz.

Fuente: La Nación.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir