El músico sanjuanino que le pone tango a EEUU y Asia

Juan Pablo Jofré Romarión ama la música y siguiendo el camino de su bandoneón migró hacia el norte, y de allí al mundo. Extraña San Juan, pero contento; según contó a DIARIO MÓVIL. 


Guiado por su amor a la música de cámara y al tango, a los 20 años de edad el sanjuanino Juan Pablo Jofré Romarión comenzó a practicar en el bandoneón. Le agarró el gusto y siguió en la UNSJ. De ahí a Buenos Aires, con una leyenda viviente para los apasionados del tango contemporáneo: Julio Pane, bandoneonista de Astor Piazzolla. Luego ganó el Premio Fondo Nacional de las Artes y se radicó en Nueva York. Desde allí, mientras hacía el check in para volar a Texas y después a China, dialogó con DIARIO MÓVIL.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Me siento un sanjuanino viviendo en New York,  es lo que soy. Uno no elige donde nacer, pero sí dónde vivir. Yo estoy contento de haber nacido en San Juan y haber tomado mi camino. Pude decidir en base a lo que uno ama, en mi caso la música”, contó Romarión.

Vivir lejos de la patria chica para él es una experiencia muy particular. “Siempre digo que uno extraña, pero hay distintas maneras de extrañar. Yo extraño de una manera linda a San Juan, no sufro”, afirmó. “Sí me acuerdo de mis amigos, mi familia, mis cosas. Tengo la suerte de poder ir todos los años allá y la suerte de hacer lo que más amo que es la música y viviendo en una ciudad que me gusta mucho. No extraño con sufrimiento”, aseguró.

Las composiciones de Juan Pablo Jofré Romarión combinan el sonido del tango con la música de cámara. Su quinteto JP Jofré Hard Tango Chamber Band encanta en Estados Unidos y en el enorme mercado asiático. Ahora es el turno de China, pero ya estuvo en Japón, Taiwán y Corea del Sur; además de ciudades norteamericanas, Panamá, Italia, Rusia.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir