Para el ministro de Salud de Corrientes, los embarazos son “un recurso económico”

La polémica y conmoción causadas al conocerse, la semana pasada, dos casos de niñas de 10 y 12 años embarazadas en Corrientes tuvieron ayer un nuevo condimento cuando el ministro de Salud de la provincia, el pediatra Julián Dindart, dijo que si bien “son varias las razones por las que una adolescente o niña queda embarazada”, algunas “se embarazan hasta porque tienen un recurso económico como premio”, en alusión a la Asignación Universal por Hijo.

La polémica y conmoción causadas al conocerse, la semana pasada, dos casos de niñas de 10 y 12 años embarazadas en Corrientes tuvieron ayer un nuevo condimento cuando el ministro de Salud de la provincia, el pediatra Julián Dindart, dijo que si bien “son varias las razones por las que una adolescente o niña queda embarazada”, algunas “se embarazan hasta porque tienen un recurso económico como premio”, en alusión a la Asignación Universal por Hijo.
Dindart hizo estas afirmaciones cuando fue consultado sobre el caso de la nena de 10 años embarazada cuyo caso fue detectado por médicos del Hospital de San Miguel, una localidad a 180 kilómetros al sur de Corrientes. “El Estado no estuvo ausente, pero no podemos estar metidos en la casa de cada uno. Fue un abuso, y tiene varias razones. No importa si el Estado llegó antes o después: acá hubo un abuso y hay que investigar eso”, dijo el ministro.
Dindart aseguró que las estadísticas de Corrientes “no son lejanas a las dadas en el orden nacional” y aseguró que es necesario “reforzar el núcleo familiar, y después recién apuntar a la responsabilidad del Estado”. “Lamentablemente, como sociedad debemos hacernos responsables, y muchos padres no se hacen responsables de sus hijos”. Y fue más allá al descartar la pobreza como una de las causas de estos casos: “que uno sea pobre no significa que no pueda ser educado y no tenga valores. Se puede exigirles lo mismo. Hace falta defender los principios y valores”.
Las repercusiones por sus declaraciones no se hicieron esperar y el viceministro de Salud de la Nación, Eduardo Bustos Villar, dijo que “pensar que una niña de 10 o 12 años pueda deliberadamente buscar quedar embarazada para acceder a un recurso económico ofende la inteligencia y muestra un claro desprecio por la niñez más desprotegida”.
Sin embargo, una investigación de un portal de noticias de Corrientes en barrios periféricos de la Capital logró testimonios de casos que apoyan las palabras de este lunes del ministro Dindart. “Me embaracé porque así puedo tener un sueldo porque soy menor y nadie me da trabajo. Embarazada me van a pagar en la ANSES” fue el doloroso testimonio de una adolescente que vive en el barrio Esperanza.

¿Qué opinas de esta nota?