“Los productores quieren jugar con las leyes del mercado hasta que se acelere la devaluación del dólar”

Así lo anunció el economista Roberto Quesada en relación a la retención de importaciones que anunciaron los productores de soja. Además, dijo que esto puede tener una cadena de consecuencias que va desde la Nación, hasta las Provincias y sus Municipios.

El doctor Roberto Quesada se expresó hoy en Radio Colón sobre el anuncio del sector agrario respecto de no comercializar la producción de soja. El Gobierno esperaba que estos productores liquiden el stock de soja desde aquí a marzo, pero desde el sector respondieron que no. “El Gobierno Nacional está con falta de dólares, las reservas disminuyen desde diciembre como consecuencia de los retiros que realizan los particulares que tienen depósitos en el sistema financiero argentino para la moneda extranjera. La salida fue entre 40 y 50 millones de dólares por día. Entonces lo que dijeron fue que irían a buscar los dólares ocultos que están en la Argentina, que en definitiva son los que están en el depósito donde se guarda la soja. Esto tiene por idea presionar un poco. Y esto es lo que los productores no están haciendo, porque piensan que el cambio del dólar está sumamente retrasado y especulan con que el dólar oficial se acerque un poco más y se acelere la tasa de devaluación que aplica el Banco Central. Esto es una medida en función de defender su capital de trabajo”, explicó el economista.

Con respecto al impacto en el fisco por la no venta de soja al exterior, Quesada expuso que “esto tiene un doble impacto: por un lado, no percibir los derechos de importación, que el 35% del valor total. Por otro lado, tampoco entrarían divisas al Banco Central. Seguirían en baja entonces las divisas del Banco Central. Por otro lado, se resentiría la caja del Tesoro Nacional, ya que no recibiría ese 35% del valor de las importaciones. También repercutiría en las Provincias, porque no nos olvidemos el decreto 206 que la Presidente sacó en el 2009, por el cual el 30% de la recaudación de las importaciones se distribuye a las Provincias en porcentaje de coparticipación. Entonces, al no comercializarse la soja, las Provincias no recibirían ese dinero; lo cual repercutiría también en los Municipios, porque de eso que llega a cada Provincia, el 70% queda y el 30% se destina a los Municipios. Habrá una cadena de consecuencias importantes a nivel nacional, provincial y municipal por esta medida de los productores de retener las importaciones”. La retención de las importaciones representa entre el 11 y el 13% de la recaudación total de la Nación. “Si esto resiente, se pueden tener consecuencias fiscales y además pérdidas en las provincias”, reveló Quesada.

¿Qué opinas de esta nota?