Un argentino clave en la Iglesia pidió aumentar la participación de las mujeres

El cardenal Leonardo Sandri, incluido entre los candidatos papables, consideró que debe otorgárseles «un papel mucho más importante». «Podrían hacer contribuciones muy importantes por su preparación», destacó.

Comienza el proceso de elección del nuevo Papa y un Cardenal argentino reclama más participación.

Fuente: Infobae

En momentos en que se lo señala como uno de los principales candidatos para suceder al Papa Benedicto XVI, el cardenal argentino Leonardo Sandri evitó referirse a esa posibilidad y llamó a incrementar la participación de las mujeres en la Iglesia.

Se espera que Sandri, un diplomático experimentado y antiguo número dos de la burocracia vaticana, tenga una influencia capital a la hora de elegir al hombre que suceda al sumo pontífice.

«El papel de las mujeres en el mundo ha aumentado y esto es algo sobre lo que la Iglesia tiene que preguntarse a sí misma», dijo Sandri en una entrevista concedida a la agencia Reuters en su oficina, justo al lado de la Plaza de San Pedro donde dirige el departamento vaticano de las Iglesias Católicas Orientales.

El eclesiástico de 69 años de edad consideró que uno de los mayores retos que afrontaba la Iglesia es intentar recuperar a aquellos que hubieran padecido una «pérdida de la fe» y que hubieran «dado la espalda a Dios» y a la Iglesia de sus padres.

De todos modos, consideró que el nuevo Papa debería no ser elegido por argumentos geográficos, sino por ser un «hombre piadoso» y preparado para liderar a la Iglesia en un momento de crisis.

Además, insistió en que las mujeres «deben tener un papel mucho más importante en la vida de la Iglesia (…) para que puedan contribuir a la vida de la Iglesia en muchas más áreas que ahora están, en parte, abiertas solamente a los hombres (…) Esto será un reto para nosotros en el futuro».

En este momento, las mujeres, la mayoría de ellas monjas, sólo pueden alcanzar la posición de subsecretaria en los departamentos vaticanos, la número tres por detrás de la de presidente y la de secretario, que hasta el momento han sido siempre ocupados por hombres. Actualmente sólo dos mujeres son subsecretarias, una es una monja y la otra una seglar.

Sandri, un hijo de inmigrantes italianos que ha sido mencionado como un candidato a papa, dijo que era «justo» que las mujeres ocuparan más posiciones clave en la administración vaticana «donde podrían hacer contribuciones muy importantes por su preparación».

«Pero deben ser copartícipes del diálogo y del análisis de la vida de la Iglesia y de otras áreas, incluso en la formación de sacerdotes, donde pueden jugar un papel muy, muy importante», añadió.

¿Qué opinas de esta nota?