A diez años de la guerra, Irak sigue perdido en su laberinto

Hoy se cumple una década desde que las fuerzas estadounidenses comenzaron la invasión a Irak. Los primeros misiles cayeron en Bagdad a las 5:00 hs. de la mañana. Provenían de los barcos estacionados en el Golfo Pérsico. Y las tropas cruzaban la frontera desde Kuwait.

A 10 años de la invasión, el país no encuentra el rumbo de libertad.

Fuente: Clarín

El mundo olvidó a Irak y los iraquíes, como antes las tropas de Bush, continúan perdidos en un laberinto de atrocidades. Esta semana se cumplen diez años de la invasión estadounidense sin que en la antigua Mesopotamia haya cambiado nada para mejor. Con Saddam era una dictadura sangrienta. Hoy es un Estado Fallido donde siguen muriendo 2.000 personas al mes por la violencia política. La enorme riqueza del petróleo que les da 100.000 millones de dólares al año se va por las grietas de la corrupción. Los enfrentamientos étnicos y religiosos entre shiítas, sunitas y kurdos son permanentes. La gente continúa sin electricidad, sin recolección de la basura, sin agua y, por sobre todo, sin esperanza.

Y como cierre del círculo otra guerra se les viene encima. Siria se desangra en su larga rebelión contra la dictadura de los Al Assad y tanto el ejército como los rebeldes están utilizando a Irak para abastecerse y refugiarse. Pero también como campo de batalla. Se registraron numerosas batallas en la frontera.

El petróleo sigue creando riqueza y oportunidades para los ladrones. El contrato por 7.000 millones de dólares para construir un nuevo sistema de cloacas en Bagdad fue cobrado pero jamás ejecutado. Lo mismo sucedió con el préstamo de 1.300 millones para una red eléctrica. El procurador de justicia estadounidense asegura que unos 60.000 millones de dólares se perdieron o esfumaron desde el 2003 y hasta fines del 2011 cuando se retiraron las tropas de su país.

Desde la ofensiva denominada Surge del 2007 para terminar con la guerrilla sunita, Irak está dominado por bandas de milicianos shiítas armadas por el Pentágono. Tanto éstos como el propio gobierno de Nouri al Maliki responden ahora a directivas emanadas de Irán. Y han cometido todas las atrocidades posibles. Amnistía Internacional dice que “es un sombrío círculo de abusos que incluyen ataques contra civiles, torturas y juicios sumarísimos”.

Y es la vida cotidiana. El desempleo es de más del 50%. Sólo tienen un sueldo los recomendados del partido de gobierno. En las dependencias oficiales, dice un informe de la UE, se trabaja un promedio de 17 minutos al día.

Quienes borraron más rápido de sus memorias a Irak son los funcionarios de la Casa Blanca. El presidente Obama no quiere quedar asociado a esa guerra inventada por Bush. Pero aún hay demasiadas heridas abiertas. Se lo recuerdan a cada rato el millón de veteranos que pasaron por Irak –y Afganistán- y que siguen suicidándose a razón de 20 por día.

¿Qué opinas de esta nota?