Brasil afirma que el comercio con Argentina «es menos que satisfactorio»

El canciller brasileño, Antonio Patriota, cuestionó las trabas a las importaciones y destacó que la balanza comercial bilateral pasó a inclinarse del lado argentino. Anticipó que habrá una cumbre de presidentes.

El Canciller brasilero fue duro con relación a la relación con Argentina.
El Canciller brasilero fue duro con relación a la relación con Argentina.

Fuente: Infobae

«No estamos mal, pero hay áreas problemáticas que requieren de mayor atención», declaró el canciller durante una comparecencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Patriota reconoció que las exportaciones brasileñas a Argentina han caído «en forma muy acentuada» en los últimos meses, tanto que en el primer trimestre de 2013 la balanza comercial bilateral arrojó un superávit de u$s82 millones para nuestro país.

En 2012, Brasil tuvo un superávit de u$s1.500 millones en su comercio con Argentina, pero las ventas de Brasil al que es su principal socio en América Latina y dentro del Mercosur se redujeron un 22%, tendencia que fue en aumento en lo que va de 2013.

El ministro indicó que las áreas de «calzados y textiles han sido particularmente afectadas por medidas restrictivas» impuestas por el gobierno argentino, entre las que citó unas polémicas licencias de importación no automáticas.

Patriota agregó que en las últimas semanas surgieron «algunas señales de preocupación» por unos supuestos «beneficios a terceros países» por parte de Argentina, con lo que aludió a denuncias hechas por industriales brasileños, los cuales sostienen que el país vecino está ofreciendo a China una serie de ventajas comerciales.

Según Patriota, si se comprobase ese «desvío de comercio», se trataría de prácticas «contrarias a los intentos por fortalecer al Mercosur», bloque que ambos países integran con Uruguay, Venezuela y Paraguay, este último actualmente suspendido.

El ministro aseguró que esos problemas comerciales serán parte de la agenda que se discutirá durante un encuentro que la presidenta Dilma Rousseff tendrá con su homóloga argentina, Cristina Kirchner, en una fecha «próxima» pero aún no definida.

Esa reunión estaba prevista para el pasado 7 de marzo en la ciudad de El Calafate, en el sur de Argentina, pero fue cancelada debido a la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez, ocurrida dos días antes.

Aunque admitió la existencia de problemas en el comercio con Argentina, Patriota insistió en que el diálogo político entre ambos gobiernos es «constante» y de una «altísima calidad».

Según el ministro, «no existe otro plan que no sea una asociación fuerte y cada vez más consolidada entre Brasil y Argentina».

¿Qué opinas de esta nota?