Chuck Berry dio pena en el Luna

Sobre el escenario del Luna Park, la banda que acompañó ayer a Chuck Berry pareció unir fuerzas para hacer un revival del Doc y salvar el vergonzoso espectáculo, pero no alcanzó.

El legendario músico ya no está para los escenarios.
El legendario músico ya no está para los escenarios.

 

 

Los integrantes eran sus hijos Charles Berry Jr. (en la guitarra) e Ingrid Darlin Berry-Clay (en la armónica y los coros; con cartera al hombro toda la noche), sumados al bajista James Lee Marsala, el tecladista Robert Johnson Loht y el baterista Keith Robinson. Retomando la analogía cinéfila, sólo hubiese faltado su primo, Marvin Berry.

 

Un papelón evitable

El pobre Chuck dio lástima. Se olvidó de las canciones, intentó meter fills erróneamente y falló en el 90% de la hora de show. ¡Tocó algo totalmente distinto al resto de su banda! Por un lado podría ser entendible y hasta perdonable -tiene 86 años-, pero lo que realmente aflige es que sus propios hijos le permitan hacer giras continentales en ese estado.

El grueso de la culpa recae sobre su equipo, los promotores y también los productores, quienes lógicamente deben haber sabido que sus condiciones no eran aptas. Un show pasa a un segundo plano cuando está en juego la integridad física de una persona (se lo notó tan perdido que debió seguir las indicaciones de sus músicos entre tema y tema, trastabilló más de una vez y el espectáculo finalizó mientras lo sacaban a la rastra en “Johnny B. Goode”).

Duele en el alma saber que quien alguna vez fuese ponderado por músicos como John Lennon, y haya servido de influencia para bandas como The Rolling Stones y AC/DC, abandone su carrera de esta manera.

¿Qué opinas de esta nota?