Docentes con la voz en riesgo

Un primer estudio epidemiológico sobre la salud de la voz de los docentes que acaba de finalizar un equipo de la SAV y la UBA revela  que apenas un 27% de los maestros y los profesores del país tienen algún tipo de entrenamiento vocal.

Sin gritos. Los docentes no se cuidan la voz y son los que más daños sufren.
Sin gritos. Los docentes no se cuidan la voz y son los que más daños sufren.

 

Sólo en la Ciudad de Buenos Aires conviven 21 institutos de formación docente. Pero ninguno de sus programas incluye Foniatría o preparación vocal. Lo mismo ocurre en el resto del país.

De hecho, los consejos que se difundieron durante la Semana Internacional de la Voz a los docentes fueron evitar hablar en el ruido, no competir ni intentar taparlo con la voz, o gritarles a los chicos para llamarles la atención. «Se pueden usar otras estrategias, como golpear las manos o, simplemente, quedarse en silencio mirándolos hasta que se callen», detallaron especialistas en el tema.

La tos y el carraspeo para aclarar la voz también hacen daño en las cuerdas vocales. Para el alivio se puede usar un caramelo, agua o una infusión, ni muy fría ni muy caliente. El polvillo de la tiza al borrar el pizarrón, las alergias y fumar son malos aliados de la salud de la garganta.

¿Qué opinas de esta nota?