La falta de memoria o la dificultad para concentrarnos tiene que ver con la alimentación

Es un hecho que lo que comemos influye en la salud de nuestro cerebro. Por eso, los médicos recomienda comer mejor para atesorar mejores recuerdos.

Dieta. La incorporación de diferentes alimentos influye en la buena memoria.
Dieta. La incorporación de diferentes alimentos influye en la buena memoria.

 

Con una dieta equilibrada podemos reducir el riesgo de contraer enfermedades, mejorar funciones del sistema nervioso, agilizar la memoria, la concentración, el ánimo y hasta combatir la depresión. «Más de la mitad de las enfermedades que padecemos están relacionadas con nuestra forma de alimentarnos y con nuestros hábitos. Y hablamos de afecciones severas como infartos, ACV, diabetes, cáncer; y las que alteran al movimiento (enfermedad de Parkinson) o a la memoria (mal de Alzheimer)», explicó el doctor Edgardo Ridner, vocero de la Sociedad Argentina de Nutrición.

Entre los nutrientes que no pueden faltar para estimular la memoria, la lucidez y otras funciones cerebrales, se destacan los cinco fantásticos: el aceite omega 3, las vitaminas del complejo B, los antioxidantes, el hierro y los minerales.

El Omega 3 lo encontramos en pescados como salmón, atún, caballa y trucha. También en frutas secas (nueces, avellanas y almendras). Las vitaminas del complejo B están en verduras de hoja (lechuga, espinaca, acelga), lentejas, cereales integrales, clara de huevo, carnes y leche. Hay antioxidantes en frutas y verduras (frutos rojos, cítricos, brócoli, tomate, cebolla), en distintos aceites vegetales (maíz, girasol, oliva, canola) y también en frutas secas. Finalmente, el hierro se encuentra en carnes rojas, y la vitamina D en la leche y los huevos.

Por lo antedicho, es importante que incorporemos todos estos alimentos a nuestra dieta habitual, sobre todo en la de los niños, que necesiten crecer sanos y fuertes.

¿Qué opinas de esta nota?