Internet, caro y malo

30 millones de argentinos, el 75% de la población, tiene conexión a internet. En promedio, pasan 26,3 horas mensuales frente a alguna pantalla, la mayor parte de ese tiempo en su casa, pero también en el trabajo, y si hay señal 3G, en la calle o el transporte público. En el día de su aniversario, ¿cómo estamos en Argentina?

Aniversario. Argentina está mal en relación a las estadísticas de conexión.
Aniversario. Argentina está mal con relación a las estadísticas de conexión.

 

En América Latina, la Argentina está al tope del ranking en penetración del servicio, pero es una de las últimas en relación a la calidad brindada. La velocidad promedio prometida por los proveedores es de 7 megas en el área metropolitana, según un estudio de la Universidad de San Andrés. Sin embargo, esa velocidad cae sustancialmente en las provincias y abre una brecha social que programas como Conectar Igualdad -de reparto de netbooks y conectividad en escuelas- aún no han demostrado resolver. En tanto, del plan estatal de tendido de fibra óptica aún no entró en servicio ni un solo kilómetro.

Aunque rezagados respecto de la inflación, ya que sólo aumentaron alrededor del 10% en un año, los precios de las suscripciones al servicio siguen estando entre los más caros de la región. «Entre quienes no tienen Internet en la Argentina, el 56% dice que no puede pagarla», afirmó Hernán Galperín, director del Centro de Tecnología y Sociedad de la Udesa.

Buena parte del tráfico generado por las redes sociales proviene de teléfonos móviles. «Casi el 40% de los celulares, es decir unos 20.000.000 de terminales, está accediendo a Internet ya sea mediante paquetes de datos o por medio de redes Wi-Fi», afirmó Alejandro Prince, de Prince Consulting. Aunque las empresas de telecomunicaciones son medianamente optimistas, la conectividad móvil a la web no cambiaría hasta que el Gobierno nacional haga algo con el espectro para 3G disponible y sin uso, ahora en manos de la estatal Arsat.

¿Qué opinas de esta nota?