Actuar no quiere a los partidos políticos en las escuelas

El diputado Juan Sansó presentó un proyecto que solicita el respeto a la ley 8614 y que el Ministerio de Educación se abstenga de permitir el acceso de  candidatos y partidos políticos a las escuelas en horario de dictado de clases durante la época de campaña electoral.

Docente al frente. La Junta de Clasificación es quien habilita a las personas que pueden estar al frente de una clase.
Docente al frente. La Junta de Clasificación es quien habilita a las personas que pueden estar al frente de una clase.

 

El representante legislativo del Bloque Actuar presentó un proyecto de comunicación para que en la próxima sesión de la Cámara se incluya en el orden del día este debate. La intención es que los candidatos a Diputados, de ningún partido, visiten las escuelas para hacer campaña, ahora que está permitido el voto a partir de los 16 años.

Si bien en el artículo 4° de la ley provincial que habilita este sufragio queda muy en claro que “El Poder Ejecutivo implementará a través del Ministerio de Educación la adecuación de la currícula y desde la Secretaría de Cultura cursos, talleres de trabajo, programas y campañas para explicar el sentido  y la importancia de la participación de los jóvenes en  la política y en la ampliación de los derechos de ciudadanía”, no se incluiría a los partidos políticos propiamente dichos como responsables de dictar tales contenidos.

Es que el Ministerio de Educación tiene la obligación de incluir en la currícula escolar un incremento en la formación ciudadana de los jóvenes, por definición la misma debe ser dictada por docentes o personas con título habilitante, las cuales deben  pasar por el proceso de selección de las Juntas de Clasificación, y bajo ningún punto se interpreta que estos nuevos contenidos puedan ser dictados por partidos políticos, y menos aún en época de campaña electoral.

Y de permitir este ingreso, tal cual lo manifestó ya el Ministerio en anteriores ocasiones, se dará ventaja a algunos partidos con mayor capacidad de movilización sobre otros menores que no tendrán chances de llegar a todas las escuelas locales.

Habilitar la entrada de los partidos políticos de manera formal en las instituciones escolares sienta un precedente peligroso que desvirtúa el sentido de la institución misma, la cual debe formar en el ejercicio de los derechos de la ciudadanía, pero no permitir que los jóvenes sean objeto de campaña, al menos en horas de estudio.

¿Qué opinas de esta nota?