La calefacción nunca llegó, los padres tomaron la escuela, y el Ministerio duerme en los laureles

La semana pasada los padres de alumnos de la escuela Agrotécnica Gonzalo Doblas de Caucete, amenazaron con tomar el establecimiento si no mejoraban las condiciones de calefacción atendiendo a sus reclamos. Efectivamente, hoy la paciencia de los padres llegó a su límite y ante la falta de respuesta del Ministerio, tomaron la escuela.

Reunión en salón de actos de Escuela Gonzalo Doblas
Reunión en salón de actos de Escuela Gonzalo Doblas

Uno de los papás comprometidos, José Ibáñez, expresó que “nosotros tuvimos una reunión el día martes de la semana pasada y tomamos la escuela. El director nos pidió una semana más para mover los papeles, pero al no tener respuesta favorable, ayer tuvimos una reunión y decidimos con los padres tomar la escuela”. Además, aseguró que no es para nada grato llegar a este límite, pero “las bajas temperaturas nos llevan a tomar estas medidas, hay tres alumnos con neumonía, y otros 10 con enfermedades derivadas del frio.” Claramente el problema de la calefacción no es menor, aunque las autoridades de Gobierno no parecieran molestarse.

Del mismo modo, Ibáñez aseguró que presentaron notas en varias oportunidades, y llevan años con este reclamo, pero “no tenemos respuestas favorables”. Al contrario de calefaccionar, la escuela, irónicamente, colocó ventiladores.

“La escuela ahora está tomada totalmente, no hay actividad. No apareció nadie, vino solo la Secretaria del Ministerio, antes del receso escolar, ella ya no está. Solo se colocó cableado nuevo y se colocaron ventiladores”, concluyó Ibáñez.

En síntesis, esta escuela es un reflejo de las problemáticas que viven una gran cantidad de escuelas de la provincia, y sobre todo de zonas alejadas, donde las empresas de servicios a veces no se interesan por incluir en sus obras. Pero el mayor problema pasa por otro lado: el que debe velar por los derechos de los niños y niñas, es el Gobierno. El Ministerio de Educación, al parecer, duerme en los laureles, aún a sabiendas de que el ciclo lectivo avanza y el invierno termina.

¿Qué opinas de esta nota?