Anorexígenos y ansiolíticos: Después de 2 meses de amague, hoy se discutiría el proyecto

Hoy el diputado Roberto Correa, del Bloque Justicialista,  “anunció” en medios locales el tratamiento de un proyecto sobre la prohibición de ventas de anorexígenos y ansiolíticos. Lo único novedoso de la noticia, es justamente que no lo es.

Prohibidos. Correa volvió a insistir con su proyecto de ley contra medicamentos "mágicos".
Prohibidos. Correa volvió a insistir con su proyecto de ley contra medicamentos «milagrosos».

 

Hace al menos dos meses que el doctor Correa “anuncia” el tratamiento de este proyecto, pero nunca sucede. De hecho, exactamente los días 27 de Junio (Jueves de sesión también) y el lunes 15 de julio, el Diputado difundió por los medios la misma información del día de hoy.

De todos modos, ¿en qué conciste el proyecto que, según Correa, se tratará hoy en la sesión ordinaria de la Cámara?

“Esto es un proyecto que recoge acciones en este marco disposiciones ya vigentes tanto en el MERCOSUR como en nuestro país. Nuestra provincia tiene una resolución del 2007 que disponía las condiciones a la comercialización, fuera en el mercado legal de  la medicina, medicamentos para la obesidad”, explicó. “Estas drogas producen rápida adicción y serios trastornos en la salud, como insomnio, agitación o cuadros psicóticos. Ya la Universidad de Yale en el 2000 estableció que un derivado de las anfetaminas había sido causante de muertes por hemorragias cerebrales”, agregó el Diputado.

Por eso, repitió, que “es conveniente dar un marco regulatorio”. “Solemos darnos cuenta por la prensa que se allanan consultorios donde brindan preparados mágicos que hacen perder peso al principio de la toma, pero con secuelas graves y posibilidad de adicción”, advirtió el Legislador, quien agregó que “esto en el mercado legal está prohibido. Pero se sigue preparando, mezclan esas sustancias como un combo fuera del marco o comercio legal. Entonces lo que se busca es caer con todo el peso de la ley a quienes infrinjan estas disposiciones vigentes desde el 2002”.

Del mismo modo, y de vuelta con un tema ya conocido, Correa se refirió a la Ley de Gimnasios puesta en vigencia el mes pasado, que exige a los locales que brindan Educación Física que lleven un registro médico de sus clientes, con el fin de asegurar que “estén en condiciones de realizar actividad física”. Además, el propietario debe tener un convenio o contrato con algún servicio de emergencia, un policía civil por cualquier eventualidad y las habilitaciones edilicias correspondientes. “Sigo en contacto con la Dirección de Deportes porque es muy importante controlar estos lugares, porque muchas veces realizan actividad física personas que no están en condiciones de hacerlo”, reiteró.

En síntesis, este hermoso proyecto (porque verdaderamente es interesante) amaga con discutirse desde hace meses. Tal vez, la campaña por las P.A.S.O haya tenido que ver en esta postergación. Resta esperar que no ocurra alguna “eventualidad” que impida que finalmente se trate este proyecto en la Legislatura.

¿Qué opinas de esta nota?