PASO: Tres interpretaciones de sectores diferentes y ninguna visión en común

Las interpretaciones alrededor de las PASO no dejan de renovarse desde un sector y el otro. Esta vez, Ruperto Godoy, Enrique Miranda y Enrique Castro brindaron las suyas al respecto y coincidieron en solo un punto: NINGUNO.

Análisis. Políticos y sindicalistas analizan lo que pasó con las PASO.
Análisis. Políticos y sindicalistas analizan lo que dejaron las PASO.

 

Por un lado, Ruperto Godoy, senador nacional por San Juan, se centró en la crítica a Sergio Massa y denotó su bronca por el triunfo en Buenos Aires, pero no mencionó en ningún momento la situación sanjuanina. De autocrítica, nada. “Hubo una reunión con la gente de Massa, ahí vimos cuál es su visión, pretenden restaurar un pensamiento neoliberal que se vivió en la década del 90. Sergio Massa en la reunión con la parte rural, con el empresariado más fuerte de la república, expresó con claridad políticas de ajuste”. De esta manera el Senador sanjuanino sentenció la gestión de Sergio Massa de antemano, duramente, y aseguró casi en tono de advertencia, que la política del ganador en la Provincia de Buenos Aires será  “acumular la demanda y tiene que ver con no discutir salarios, paritarias, congelar jubilación, pensiones, Asignación Universal por Hijos”.

Con esta actitud Godoy pareciera demostrar bronca y resentimiento, y no responsabilidad política. Ante una entrevista para realizar un diagnóstico de las PASO, contestar despotricando a la oposición, en vez de hacer un balance sobre la propia gestión, podría resultar una muestra de miedo y hasta falta de seriedad.

“Estas son las cosas que a partir de ahora tenemos que discutir de cara a octubre. La militancia tiene que trabajar entendiendo quiénes somos nosotros, planteando qué pensamos”, dijo, y agregó, como para seguir con el discurso estrella del kirchnerismo, que es necesario tener en cuenta  “la memoria de lo que era la Argentina en 2003 y cómo está ahora, más allá de las dificultades que tenemos en un contexto internacional complicado”. Vuelve la mula al trigo.

Finalmente y con cierto descaro, hay que admitirlo a esta altura, el Senador expresó que “la Presidente se refiere a las corporaciones, acá estamos peleando contra las grandes corporaciones que tienen historia en el país. Acá trabajaremos como lo hemos hecho en estos últimos días, hay que ganar la calle y hablar con cada uno de los ciudadanos”. Sin embargo, ese discurso ya perdió credibilidad, Godoy.

La segunda mirada al respecto de las PASO, y esta vez sindical, la brindó el titular del Sindicato de Ceramistas, Enrique Miranda, quien apuntó sobre todo a la “unidad y participación” de los gremios. «Yo creo que esto nos obliga a todo el movimiento obrero a tomar el tema de las bases de la unidad. A nosotros, más allá de todos los prólogos y todos los dichos de algunos que ganó y que no, nos importa el tema de las Ganancias, de las asignaciones familiares, días libres”. Así lo aseguró Miranda, y destacó que “son temas prioritarios y que la única manera que tenemos de recomponer es estar integrados en un objetivo de defender la democracia”.

“Queremos tener una participación efectiva, fundamentando cuáles son los reclamos de los trabajadores. No se puede seguir quitándole a los trabajadores cosas que son base de sus salarios, ese es uno de los reclamos más puntuales”, expresó. Además, indicó que “no podemos seguir esperando el 82% móvil, tenemos que avanzar en estos temas y ser muy puntuales”.

Concretamente, Miranda indicó que lo fundamental a la hora de realizar un reclamo sindical, es “plantear que el trabajo es la base de la familia y de la unidad. Tenemos que dignificar al que trabaja, porque es la parte fundamental del desarrollo”. A pesar de ser sindicalista, alguien que sin duda está mucho más interesado por los derechos sociales y laborales que el señor Ruperto Godoy, Miranda en ningún momento especuló con posibles gestiones ni predijo la involución del pensamiento argentino, sino que centró su visión en el futuro sindicalista.

Por último, y con una postura aún más optimista (lo que es razonable) el secretario general de STOTAC, Enrique Castro, hizo hincapié en “lo positivo” de las PASO, tanto por la gran participación del electorado, como para “el movimiento obrero”. Además, señaló que desde el Gobierno, “hay cosas que se hacen mal”.

«Yo creo que todo esto es positivo porque la gente supo emitir su voto y realmente se le dio respaldo a lo que se viene reclamando desde el movimiento obrero.  Yo creo que tendrían que abrir la puerta e ir al diálogo, hay cosas que se están haciendo mal”. Así lo indicó Castro, y brindó los por qué de su opinión. Según el sindicalista, mientras la CGT acompañó, el Gobierno “venía mal”. Sin embargo cuando advirtieron el cambio de rumbo del kirchnerismo, “se fue el compañero Moyano”. Declaraciones, claro, que también es necesario tomar con pinzas, ya que un gremio tan poderoso como STOTAC debe tener sus “desbarranques”, que nunca se darán a conocer. Es decir, estas decisiones sin duda van más allá de la cuestión ideológica, “del cambio de rumbo”, entre poderes tan grandes se mueven otro tipo de intereses.

“La Presidente tiene que solucionar un problema que no es personal, sino que es un problema del país. Nosotros la semana que viene tenemos una reunión en Buenos Aires, veremos qué pasa con De Narváez para que vayan todos los votos hacia un solo sector”, aseguró el Secretario de STOTAC. Finalmente, Castro manifestó que “nosotros no esperamos ninguna comunicación de la Casa de Gobierno, siempre las decisiones las tomamos solos, no esperamos el llamado de nadie. Si lo hay y hay soluciones para los trabajadores, bienvenido sea. Si no hay decisión vamos a seguir con lo mismo”.

Las PASO dejaron zumbidos molestos en las mentes de todos los ciudadanos. Al menos, sea cual sea la opinión que llegue a nuestros oídos, queda la certeza de que estas elecciones marcaron un antes y un después en el compromiso electoral argentino.

¿Qué opinas de esta nota?