Sectores agrícolas insisten con la declaración de la emergencia agropecuaria

Por los fenómenos climáticos que afectaron a la provincia las últimas semanas, José Molina, vicepresidente de la COVIAR, informó que todos los sectores agrícolas pidieron la emergencia agropecuaria de manera formal. La Provincia ya tendría elaborado el decreto de declaración, pero demora la puesta en marcha.

Pérdidas. Los viñateros piden rápidas respuestas tras graves pérdidas por la helada tardía.
Pérdidas. Los viñateros piden rápidas respuestas tras graves pérdidas por la helada tardía.

 

Ayer todos los sectores agrícolas de la producción estuvieron reunidos en la Comisión de Emergencia y firmaron un pedido que consiste en solicitar que se declare la emergencia agropecuaria hasta julio de 2015. El vicepresidente de la COVIAR, José Molina, argumentó el pedido diciendo que «los productores que hemos sufrido daños, sobre todo las variedades primicia y semilla, vamos a volver a cosechar a partir de diciembre de 2014», y recién en mayo de 2015 recibirán los primeros fondos de las ventas de lo producido.

El pedido también incluye implementar líneas de crédito de rápido acceso y con tasas cero, en lo posible, como también la suspensión de los cortes de energía eléctrica para el riego y frigoríficos. Al respecto Molina indicó «hoy el productor tiene que rediseñar una estrategia de mantenimiento porque el problema que tenemos hoy es con el capital de trabajo».

Por otro lado el Vicepresidente de la COVIAR aseguró que la situación de la emergencia se debe resolver rápidamente porque esto no sólo perjudica a los productores, sino que es una cuestión social que se va a manifestar en varios sectores. «El año pasado había gran demanda de trabajo para mejorar las uvas, racimos y los frutales de carozo. Pero este año no se necesitará toda esta mano de obra y va a generar desocupación», sostuvo.

Los daños que las heladas produjeron esta vez fue en todos los valles de la provincia, no sólo en Ullum y Zonda como solía suceder, lo cual genera mayor preocupación en los productores. Es por eso que José Molina aseguró  «creemos que son casi 7.000 y 10.000 jornales que se suelen tomar desde acá a mayo que no se van a incorporar esta temporada». Además dijo que no se va a cosechar uva para bodega ni se va a empaquetar para el consumo en fresco porque todo ha sufrido graves daños, y como consecuencia de esto va a haber menos trabajo en la próxima temporada.

Las autoridades de Gobierno en la reunión de ayer les aseguraron a los referentes del sector que se están reuniendo desde la semana pasada en Buenos Aires con el Secretario de Emergencia de la Nación, quien sería el que encargado de autorizar la implementación de programas nacionales para atender la situación social. Por último «Catuco» Molina concluyó confirmando un triste panorama: «Los productores locales están en shock, la impotencia que tienen los desorienta, no saben qué hacer».

¿Qué opinas de esta nota?