Conferencia de Capitanich: La definición de ahorro se amplía, ahora es una «virtud»

Después de asegurar que ahorrar era poco solidario y de avaros, el Jefe de Gabinete de la Nación aseguró apasionadamente que «ahorrar es una virtud», que hasta se atribuyó a él mismo.

Milton en proceso de definición del concepto de ahorro. Ahora es una virtud.
Milton en proceso de definición del concepto de ahorro. Ahora es una virtud.

 

¿Cuán descabellado resultaría pensar que la situación económica argentina es resultado, en gran medida, de las fallas comunicativas del Gobierno?

No pasó mucho tiempo, de hecho, poco más de 24 horas, desde que Capitanich aseguró que ahorrar es de avaros. Pero hoy en su clásica conferencia de prensa matutina diaria, Milton de nuevo nos confundió, dio un giro precipitoso a su discurso y aseguró con pasión que “ahorrar es una virtud”.

¿Se puede pretender una economía mínimamente moderada con autoridades que no se ponen de acuerdo ni con sus propios principios? En fin…seguramente el Jefe es uno de los mayores ahorristas de la Argentina, debía invertir su discurso, aún más si se tiene en cuenta que Capitanich acumula $2.711.939 en plazos fijos y dinero en efectivo de acuerdo a su última declaración jurada.

Pero esta mañana, el funcionario explicó que «todo ahorro es virtuoso en tanto se vuelque al circuito productivo», así que la incoherencia quedó solucionada.

«Es una virtud generar un mecanismo de asignación de ahorros. Cualquier otra interpretación es un acto malicioso; es bueno hacerlo con absoluta precisión», afirmó esta mañana Milton, refutando sus propias palabras del domingo.

Además, para defender su “inversión” en plazo fijo, Capitanich explicó lo que todos sabemos: «Si uno vuelca sus ahorros al sistema financiero, como es mi caso personal, se genera un mecanismo de financiamiento que permite que quien tiene los ahorros sean capturados por alguien que tiene un proyecto». Perfecto, en este caso, es un acto de solidaridad, pero el ciudadano común en este país no debe ahorrar, sino consumir e invertir (?).

Entre otras cosas, nuestro Jefe de Gabinete pidió al pueblo «combatir la especulación de aquellos industriales, proveedores y comerciantes que abusan de la gente» al remarcar sus precios. «No voy a decir cómo se alimenta una vaca, pero es un insumo no dolarizado», ejemplificó, para protestar contra los incrementos de hasta 20% que se vieron esta semana en el precio de la carne.

El funcionario apuntó también contra Shell por el incremento de precios, junto a la generalidad de los empresarios castigadores que suben los precios, porque simplemente, son empresarios.

Los dichos y desdichos del Gobierno se siguen sumando  a la larga lista. Incoherencias y fallas internas que se evidencian son moneda corriente entre los funcionarios más “destacados” de la Nación, y el grado de credibilidad decrece abruptamente. Con este, la economía.

¿Qué opinas de esta nota?