Facebook compró WhatsApp por cifra millonaria

La famosa red social del Me Gusta sumará los 450 millones de usuarios del más popular servicio de mensajería instantánea, un nicho tecnológico donde se recalienta la competencia.

Unidos. Las dos grandes redes sociales se unirán bajo el poder de Mark Zuckerberg.
Unidos. Las dos grandes redes sociales se unirán bajo el poder de Mark Zuckerberg.

Fuente: La Nación

Facebook compró el servicio de mensajería instantánea para teléfonos móviles WhatsApp en US$ 16.000 millones en efectivo y acciones, según informó ayer la red social a las autoridades regulatorias estadounidenses. Así, la empresa creada por Mark Zuckerberg desembarca de lleno en los teléfonos móviles, hacia donde se desplaza rápidamente el negocio digital, y levanta una fuerte barrera defensiva ante el avance de otros jugadores, como Viber, Line y el más reciente, Telegram.

«La adquisición pone de relieve la misión compartida de Facebook y WhatsApp de brindar mayor conectividad al mundo al ofrecer servicios básicos de Internet de una manera asequible y eficiente», indicó Facebook en un comunicado difundido tras notificar la operación a la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC).

Se trata de la mayor adquisición de Facebook y se produce menos de dos años después de que la empresa de Zuckerberg recaudara US$ 16.000 millones en la mayor oferta pública de acciones del sector tecnológico en los mercados de valores. Con esta transacción, sorprendente por su magnitud, la empresa busca reimpulsar su popularidad especialmente entre los más jóvenes, un segmento de público en el que la red social ha dado señales de saturación.

La compra -una fusión por absorción- incluye US$ 12.000 millones en acciones de Facebook y US$ 4000 millones en efectivo. Facebook prevé además ofrecer US$ 3000 millones en acciones para los fundadores y empleados de WhatsApp en un período de cuatro años tras el cierre de la operación. Estas cifras hacen aparecer como un monto menor los US$ 1000 millones que la empresa pagó por la aplicación de fotografía y video Instagram en abril de 2012.

El trato potenciará así la audiencia de la mayor red social del mundo al sumarse a sus más de 1230 millones de usuarios, los 450 millones de WhatsApp, que como empresa seguirá operando de forma independiente y mantendrá su propio directorio (tal como sucede con Instagram). Como parte del acuerdo, el cofundador y presidente ejecutivo de WhatsApp, Jan Koum (ex hombre de Yahoo), se sumará al directorio de Facebook. «WhatsApp construyó un servicio de mensajería en tiempo real que tiene una posición líder y que crece rápidamente», señaló la red social en el comunicado.

«WhatsApp está en el camino de conectar a mil millones de personas en el mundo. Los servicios que logran esa meta cuentan con un increíble valor», afirmó por su parte Zuckerberg, fundador de Facebook y jefe ejecutivo de la compañía.

Efectivamente, el servicio de mensajería suma un millón de usuarios por día y tiene un tráfico de mensajes que a principios de año igualó al del total global de SMS (20.000 millones en 2013, aproximadamente) y su popularidad derivó incluso en el surgimiento de un nuevo verbo: wasapear.

Nadie quiere perder la carrera por conquistar la audiencia móvil, en general, y por el nicho de la mensajería instantánea, en particular, donde la competencia es descarnada. La compra de WhatsApp por parte de Facebook opaca la reciente venta de Viber al gigante japonés Rakuten por 900.000.000 de dólares, y la última valuación de Line, otro de los muchos competidores de WhatsApp que evalúan salir a cotizar en bolsa con un valor de mercado que se acercaría a los 8000 millones de dólares.

En este sector los gigantes de la informática (Google principalmente, pero también Microsoft o Apple) no han logrado competir con la nueva generación de plataformas móviles. Por eso WhatsApp era muy atractivo para Facebook, que hizo una buena conversión al mundo móvil, pero que no estaba teniendo, al parecer, el éxito esperado con su propio mensajero.

WhatsApp siempre se mantuvo fiel a sus orígenes, y a diferencia de sus competidores (que buscan la mensajería instantánea como un trampolín a otra cosa) sólo permite chatear e intercambiar fotos, videos, sonidos y otros archivos; no tiene juegos, stickers ni permite hacer videollamadas. En muchos aspectos, WhatsApp funciona como una red social, con grupos de amigos que comparten anécdotas, fotografías, videos, archivos, etcétera.

¿Qué opinas de esta nota?