¿Qué dejó el Congreso Mundial de Móviles?

La feria de Barcelona cerró sus puertas y una vez más logró atraer las miradas hacia una industria que no para de crecer. Cuáles fueron las principales tendencias.

Lo nuevo. Barcelona concentró a la población Geek mundial para mostrar los nuevos teléfonos móviles que se vienen.
Lo nuevo. Barcelona concentró a la población Geek mundial para mostrar los nuevos teléfonos móviles que se vienen.

Fuente: Infobae

Teléfonos inteligentes cada vez más sofisticados y una infinidad de pulseras y relojes conectados marcaron la edición 2014 del Mobile World Congress.

Los grandes fabricantes, mayoritariamente asiáticos como Huawei y Sony, lanzaron en Barcelona las últimas novedades de sus marcas, buscando diferenciarse unos de otros con la integración de tecnologías más recientes en materia de procesadores, cámaras, sonido o calidad de la pantalla. Samsung presentó el Galaxy S5, buque insignia del primer fabricante mundial, que vendió cerca de 300.000.000 de smartphones en 2013.

Pero los fabricantes trajeron también teléfonos inteligentes menos lujosos y más baratos, destinados a los mercados emergentes, como el ZTE y el Alcatel OneTouch, en un momento en que los países en desarrollo experimentan una caída de ventas.

La fundación Mozilla incluso anunció la preparación de un smartphone de 25 dólares, gracias a la reducción de los precios de los componentes realizados con el fabricante de elementos electrónicos chino Spreadtrum.

Por su parte Nokia lanzó una nueva gama de teléfonos a menos de €150, los Nokia X, que funcionan con el sistema operativo Android, rival de Windows Phone, la plataforma de Microsoft, pero sin ofrecer servicios de Google. Otra de las grandes tendencias de esta edición, la emergencia de un nuevo fenómeno tecnológico: los objetos conectados.

Relojes y pulseras están ahora vinculados a los smartphones y permiten leer los correos electrónicos o mensajes de texto, pero también supervisar un recorrido de ejercicio, tomar el pulso o vigilar el sueño.

 

Una por una, las tendencias

– Smartphones económicos: los teléfonos inteligentes se utilizan cada vez más en países emergentes y en desarrollo, aunque allí se demandan sobre todo aparatos baratos. Esta tendencia da impulso sobre todo a los fabricantes chinos, que pueden dar salida a un gran número de smartphones económicos que utilizan el sistema operativo Android, de Google. Para fabricantes como Huawei y HTC, todos los caminos pasan por China.

– Técnica para fitness: Samsung presentó una pulsera inteligente, la Gear Fit, con funciones de fitness y preparado para ser utilizado en entrenamientos deportivos. También el nuevo teléfono Galaxy S5 del fabricante surcoreano puede medir la frecuencia cardíaca y contar los pasos que da su propietario. Sony presentó además una pulsera de fitness, la Smartband. El objetivo de estos aparatos es medir la actividad de los usuarios y motivarlos para que lleven una vida más sana y en la que se muevan más. También recopilan una gran cantidad de datos, por ejemplo sobre la calidad del sueño.

– Internet en la vida diaria: cada vez son más los objetos de la vida cotidiana que están conectados entre sí, desde la tecnología del hogar a los cepillos de dientes o los automóviles. Ericsson calcula que en 2020 habrá 50.000 millones de aparatos conectados, lo que supone nuevas exigencias para la red. La industria confía sobre todo en la tecnología LTE (Long Term Evolution) para manejar la marea de datos. Al mismo tiempo, la interconexión de los aparatos arroja cuestiones sobre seguridad.

– Pago móvil: el pago a través del smartphone es una moda, sobre todo en los países en desarrollo. Allí los pagos funcionan sobre todo a través de SMS. El operador de red luxemburgués Millicom ve grandes oportunidades de crecimiento en esta área. Samsung y PayPal presentaron en Barcelona una alianza para que los clientes puedan autorizar pagos con su huella dactilar en un smartphone.

– Seguridad: algunas empresas han reaccionado a las revelaciones sobre espionaje de Edward Snowden ofreciendo productos propios. Blackphone comercializará en verano un smartphone más seguro, aunque todavía no se conocen detalles al respecto. La compañía suiza Sixsq también quiere marcar la diferencia ofreciendo almacenamiento seguro de datos.

– Sistemas operativos alternativos: los sistemas iOS de Apple y Android de Google dominan el mercado y se utilizan en el 90% de los smartphones. Pero hay intentos de ofrecer alternativas. Entre ellos están Firefox OS y Ubuntu, que se basan en la apertura y publican sus códigos fuente en internet. Por su parte, Nokia está trabajando en una versión alternativa de Android pero sin los servicios de Google. Y Samsung descartó Android para sus relojes inteligentes, en los que ofrece el sistema operativo libre Tizen. El sistema operativo utilizado en los teléfonos celulares, tabletas u otros aparatos es muy importante, ya que los desarrolladores adecuan sus aplicaciones a esos sistemas.

¿Qué opinas de esta nota?