Afganistán: Asesinaron a una de las mejores fotorreportera actuales

La alemana Anja Niedringhaus cubría una nota por las elecciones que se llevarán a cabo este fin de semana cuando un policía, al grito de «¡Alá es grande!», atacó el automóvil donde se encontraba trabajando junto a otros dos periodistas. La fotógrafa había ganado el premio Pulitzer en 2005.

QEPD. La ganadora del Premio Pulitzer murió en medio de su trabajo en Afganistan.
QEPD. La ganadora del Premio Pulitzer murió en medio de su trabajo en Afganistan.

Fuente: Infobae

Niedringhaus tenía 48 años y trabajaba para la agencia norteamericana Associated Press. Estaba acompañada por Kathy Gannon, una periodista canadiense de 60, que desde hace tres décadas cubría los conflictos de Afganistán y resultó herida en el ataque.

Ambas viajaban en un convoy de trabajadores estatales que estaban repartiendo urnas desde el centro de la ciudad de Khost hacia los suburbios. Los automóviles estaban custodiados por el Ejército Nacional Afgano y la Policía.

En el automóvil que las trasladaba, había un conductor y otro periodista, que relató a AP que habían llegado a la ciudad, fuertemente custodiada, y estaban aguardando en el coche que el convoy reiniciara su marcha. Entonces, un policía llamado Naqibullah se acercó al vehículo, gritó «¡Alá es grande!» y abrió fuego con una AK-47 contra el asiento trasero.

Pocos segundos después, fue arrestado, pero sus disparos bastaron para quitarle la vida a Anja Niedringhaus y herir gravemente a su colega, que fue trasladada a un hospital. El conductor resultó ileso en el incidente. El policía que efectuó los disparos es el comandante de un puesto de control ubicado frente a la oficina del gobernador del distrito. El Ministerio del Interior en Kabul dijo que el hombre está siendo interrogado.

La fotoperiodista alemana, quien murió en el acto, trabajaba para AP desde el año 2002. En 2005, ganó junto con un equipo de fotógrafos de la agencia el prestigioso Premio Pulitzer por su labor informativa en Irak.

Niedringhaus y Gannon contaban con una larga experiencia como reporteras en la región y en otras zonas de conflicto. Las dos se habían trasladado a Khost, desde donde un conductor afgano las llevó a Tani, en la frontera con Pakistán.

El mes pasado murió tiroteado en plena calle de Kabul un reportero sueco. Poco después perdió la vida un reportero afgano de la agencia de noticias francesa AFP durante un ataque talibán al hotel Serena, en la capital afgana. La situación de seguridad en el país es extremadamente tensa en vísperas de las elecciones presidenciales.

 

Ganadora. Una de sus imágenes que la llevaron a obtener el Premio Pulitzer en 2005.
Ganadora. Una de sus imágenes que la llevaron a obtener el Premio Pulitzer en 2005.

 

Anja Niedringhaus
Sensibilidad. Otra de sus impactantes imágenes.

¿Qué opinas de esta nota?