Samsung otra vez a los pies de Apple

A pesar de prevalecer en el veredicto del jurado, la compañía estadounidense obtuvo una cifra menor a la esperada, en una demanda inicial estimada en 2200 millones de dólares.

Condenado. La gigante surcoreana deberá pagar millones de dólares al líder de la manzanita.
Condenado. La gigante surcoreana deberá pagar millones de dólares al líder de la manzanita.

Fuente: La Nación

La nueva edición de la disputa judicial entre los dos gigantes tecnológicos ahora se aboca al uso indebido de patentes en diversas funciones de los teléfonos inteligentes de Apple y Samsung. Foto: Reuters

Un jurado de California concedió a Apple 119,46 millones de dólares, mucho menos que lo que la compañía había exigido, en una disputa judicial con Samsung relacionada al uso indebido de patentes en teléfonos inteligentes.

El jurado hizo la victoria judicial aún menor al concluir que Apple utilizó ilegalmente una patente de Samsung.

La cantidad del veredicto es mucho menor que los 2200 millones de dólares que Apple había pedido y los 1050 millones (que luego se redujo a 930 millones) que ganó en un juicio separado en el 2012 en el que hizo reclamos similares de violación de patentes contra modelos más antiguos de Samsung, la mayoría de los cuales ya no están en venta en Estados Unidos, tales como la primera generación de smartphones y tabletas de la compañía surcoreana.

El jurado falló que Apple había infringido una de las patentes de Samsung para crear los teléfonos iPhone 4 y 5. Los jurados concedieron a Samsung 158.000 dólares, una reducción del veredicto original de 119,2 millones. Samsung había pedido seis millones.

Es difícil considerar este resultado como una victoria para Apple. La cifra es menos de 10% de lo pedido por Apple y probablemente no es mucho más que lo que Apple se gastó en este caso, dijo Brian Love, profesor de derecho en la Universidad Santa Clara

«Aunque el veredicto es cuantioso de acuerdo con estándares normales, es difícil considerar este resultado como una victoria para Apple», dijo Brian Love, profesor de derecho en la Universidad Santa Clara.

«Esa cifra es menos de 10% de lo pedido por Apple y probablemente no es mucho más que lo que Apple se gastó en este caso», agregó.

A diferencia del primer juicio en San José en el 2012, los abogados de Samsung hicieron de Google el foco de su defensa. Google produce el software Android que Samsung y otros fabricantes de teléfonos multiusos emplean como sistema operativo. Samsung argumentó que Google era el blanco real de Apple.

Más de 70 por ciento de los smartphones emplean Android, el sistema operativo que Google provee gratis a Samsung y otros fabricantes de teléfonos celulares.

Ambas compañías tratarán ahora de pedir al juez que retire de las tiendas en Estados Unidos los productos de la otra. Love y otros expertos dicen que no se espera que ninguna de las dos compañías vea satisfecho ese pedido.

«Hasta ahora, Apple no ha tenido éxito con esos esfuerzos y, sin una prohibición de ventas, es probable que este caso altere el equilibro en la batalla entre Apple y Samsung», dijo Love.

El jurado aún debe determinar durante esta semana sobre otros aspectos de la disputa entre Apple y Samsung, en donde se deberá analizar las acusaciones en torno al teléfono Galaxy S2. Al final del proceso, las cifras finales pueden cambiar de acuerdo a las conclusiones finales que devele el proceso legal entre los dos gigantes tecnológicos, como ocurrió en la anterior demanda.

No obstante, el veredicto aún puso de relieve la más reciente disputa judicial por propiedad intelectual entre las dos mayores fabricantes de teléfonos multifuncionales del mundo. Apple y Samsung se han demandado mutuamente en las cortes y oficinas comerciales en todo el mundo.

Las compañías están enfrascadas en una intensa batalla por el dominio del mercado global de teléfonos multiusos, que alcanza los 330.000 millones de dólares. Samsung se ha convertido en el líder del sector, con una participación de 31% después de que tuviera una de apenas 5% en 2007. Apple, mientras tanto, ha visto su porción del mercado caer a 15%, de un pico de 27% hace tres años.

¿Qué opinas de esta nota?