¿Cómo despegarse del uso de los smartphones?

Es posible despegarse del celular, las redes sociales y la conexión wifi, pero también se puede sobrevivir al áspero regreso a la hiperconectividad de cada día.

smartphone

Parece imposible, pero con un poco de esfuerzo se puede tomar distancia de las redes sociales, el mail, los celulares, las tablets y otros dispositivos electrónicos con acceso a Internet para enterarse de lo que pasa en «el mundo real» a la manera clásica: por teléfono de línea o en un encuentro cara a cara.

Ese proceso se llama «desintoxicación digital» y la mayoría de los usuarios de smartphones, tablets y redes sociales aplican este régimen durante sus vacaciones para crear una burbuja de calma aislada del mundanal ruido y de las decenas de mensajes que llegan por todos los medios posibles.

«La gente responde (los mensajes) de modo compulsivo porque no quieren quedarse afuera de lo que pasa, necesitan contestar al instante, pero no lo hacen porque quieren, sino porque sienten que tienen que hacerlo«, explicó el psicólogo Larry Rosen de la Universidad de California, al sitio Huffington Post.

El regreso a la vida online, obviamente, es un golpe duro que tira por tierra la onda zen recién adquirida y devuelve al individuo a una situación llena de estrés en la que ponerse al día con los mails y Facebook puede llegar a ser peor que mantenerse en contacto de manera constante.

Por eso, Travis Cody, un autor de los Estados Unidos que pasó por la desagradable experiencia de volver al ruedo digital, identificó algunos comportamientos que pueden ayudar a la persona a mantener la tranquilidad una vez que su celular está encendido.

  • Sacarle los sonidos a las notificaciones del celular, ya sean de redes sociales, mensajes de texto o mails para concentrar la atención en una sola tarea, ya sea ver una película, trabajar o charlar con amigos.
  • Apagar todos los dispositivos antes de irse a dormir, teniendo en cuenta que un reloj despertador puede despertar a tiempo al usuario sin la necesidad de tener una tentadora pantalla brillante sobre la mesa de luz.
  • El celular se prende recién a las dos o tres horas de despierto para evitar el bombardeo de información superflua antes de que las neuronas puedan arrancar correctamente.
  • Sacar Facebook, Twitter y otras redes sociales del celular e inclusive la aplicación para ver los mails.
  • Determinar un horario específico para leer y contestar mails laborales e interactuar en las redes sociales, sea por el motivo que sea. Rosen aseguró que alcanza con crear un mensaje automático para que las personas puedan localizar al usuario offline. O no.

De cualquier modo, se trata de volver a ser personas que usan la tecnología y no sólo simples usuarios.

Fuente: Minuto Uno.

¿Qué opinas de esta nota?