Declaró la testigo que denunció irregularidades en el operativo en Le Parc

Natalia Fernández, la joven que presenció como testigo el operativo realizado en el departamento de Alberto Nisman, declaró durante unas tres horas y media ante la fiscal Viviana Fein.

Natalia Fernández, la empleada en un restaurante de Puerto Madero, declaró en la fiscalía de Fein.

Todavía no se sabe si Fernández ratificó su testimonio periodístico, en el que denunció que no se resguardó la escena de la muerte del fiscal.

Sobre esa noche, Natalia Fernández contó que hubo unas 50 personas en el lugar y señaló:»Tomaban mate y pidieron medialunas. Tocaban todo. Había unas cincuenta personas. La fiscal preguntaba ¿la cortamos acá y la seguimos mañana?».

La fiscal a cargo del caso, Viviana Fein descartó lo de las medialunas y el mate, sostuvo que «con Prefectura podía haber exactamente 20 o 15 personas trabajando. En mi vida interrumpí un procedimiento. Es vergonzoso. Nunca a lo largo de los años ningún fiscal interrumpió un operativo. Nunca empezamos un procedimiento y nos vamos. Por favor, jamás lo dije».

También se refirió al comentario de Fernández respecto de que escuchó que alguien en el departamento afirmó que el disparo que terminó con la vida de Nisman fue a once centímetros de la cabeza.

«Hablar de once centímetros… ¿de dónde lo sacó? Si lo único que se hace en la escena del crimen es recopilar, incautar, individualizar todo lo que hay en el escenario por las distintas áreas científicas de la Policía Federal y remitir cada muestra debidamente cerrada, con las actas que lo documentan, a las distintas divisiones. ¿Cómo es posible que hablemos de pericias en el lugar del hecho? Es una novela esto. Es absurdo», recalcó la fiscal.

Sobre los dichos de la joven que declaró que la fiscal le mostró una bolsa con cinco «casquillos de bala», Fein destacó: «Hay una sola vaina servida y nada más. Cuatro balas en el cargador y un proyectil en el cerebro, en la parte encefálica, no hay otra cosa en el marco de la causa, no existe otra cosa».

«No puedo tomar en mis manos, sin guantes en el lugar observando todo, ni siquiera la vaina, ni un proyectil ni un bala. No puedo ni debo. Porque no es mi área. Me manejo con técnicos», concluyó Fein.

¿Qué opinas de esta nota?