«La Policía esperó que saliera en el diario para detenerlo»

Lorena Vargas, agente de la policía, sufre el acoso de su expareja Hugo Raúl Torres desde su separación en el 2010. Después de 4 denuncias y sucesos enloquecedores, el denunciado (también miembro de la Policía) fue detenido por “un día” y liberado con “prohibición de acercamiento de contacto”. ¿Una careta por la presión mediática o verdadera burocracia?


Lorena

“En el juzgado me pusieron en conocimiento que se lo notificó de la prohibición de acercamiento de contacto porque esta persona manifestó que sus padres viven cerca de mi casa, que tiene una escuela de fútbol cerca de mi casa. Es todo mentira. Yo vivo en Angaco y sus padres en San Martín. Si yo veo que pasa por mi casa o anda merodeando la zona no puedo hacer nada. Lo que pasa es que no va a tener ni ganas de hacerlo, ya con todo esto”.

A pesar de la detención “fantasma” que realizó la Policía, las mentiras y la impotencia siguen al ver que después de tanto tiempo nada cambia y la desprotección sigue. Además, las “casualidades” quisieron que detuvieran a Hugo Torres a horas de publicarse la denuncia en los medios de comunicación locales. A estas alturas ya nadie cree en las casualidades.

“He recorrido un camino muy largo. Me queda un signo de preguntas. Esperaron que saliera en el diario, si no, no se hubiera dado la detención”, manifestó Lorena.

Frente a esto, en sus sucesivas conversaciones con medios de comunicación Lorena manifestó un mensaje que tiene mucho peso y tiene que ver con el respeto. “¿Por qué no aceptar el no? Es una quien decide con quién está y hasta cuándo ¿Con qué necesidad me hizo todo esto?”.

“No denuncié antes porque no quería que esto pasara, pero no aguanté más”, concluyó.

¿Qué opinas de esta nota?