Las ventajas y desventajas de comer productos enlatados

Si bien los alimentos conservados en lata ya forman parte de nuestra dieta, debido a que son limpios y muchas veces nos sacan de un apuro cuando no tenemos tiempo ni ganas de cocinar, en muchos caso no son tan convenientes.


¿Cuáles son los peligros de comer alimentos enlatados?
¿Cuáles son los peligros de comer alimentos enlatados?

El 95 por ciento de los argentinos consume alimentos en lata, de acuerdo a un informe de la consultora Trendsity. Las salsas de tomate y los pescados son los más consumidos en ese formato, con el 65% promedio, seguido de las frutas, con cerca de la mitad de las menciones. Las verduras y legumbres son las menos consumidas en lata, acaparando el 40%.

Los alimentos enlatados «pueden ser aliados» que permitan consumir de manera práctica, alimentos variados en distintas temporadas, manteniendo sus propiedades nutricionales. Sin embargo, muchas personas desconfían de este envase debido -por ejemplo- a que una abolladura contamine el alimento.

Desde la Cámara Argentina de Fabricantes de Envases Metálicos y Afines, están impulsando la campaña de difusión «En lata es bueno», donde hablan de las ventajas de comer alimentos en lata. En distintos sitios de internet, sin embargo, se advierte sobre los peligros de esta práctica.

Ventajas
– Las verduras, legumbres, frutas y pescados en lata conservan las propiedades nutricionales ya que el proceso de envasado se realiza en la mayoría de los casos, posterior a la cosecha o en el caso de los pescados, la llegada de la materia prima.
– Una vez envasados, los productos enlatados se someten a un proceso térmico de esterilización que se realiza a través del calor. No se utilizan conservantes de ningún tipo.
– La sal presente en las latas mejora el sabor y la textura. Al enjuagar el producto con el agua se puede reducir un 40% el aporte de sodio.
– Las latas constituyen una opción para incorporar legumbres, verduras y frutas y mantener una alimentación variada y nutritiva.
– Distintos estudios nos revelan que consumir verduras en lata, congeladas o frescas aportan la misma calidad nutricional.
– Si se consume parte del contenido de una lata, puede guardarse la porción restante por 48 horas, en un tupper en la heladera.
– Las latas nos brindan la oportunidad de acceder a un alimento nutritivo, conveniente, seguro y con un costo accesible.
– Las latas nos permiten consumir alimentos fuera de estación, que se conservan por largos períodos, inalterados.
– Los alimentos enlatados siguen teniendo vigencia en los hogares, sobre todo asociado a momentos de urgencia como “soluciones salvadoras”.
– Se reconoce su poder de conservación en el tiempo (pre consumo), y un mejor precio / accesibilidad.

Peligros
Aunque son alimentos muy seguros, no debe olvidarse que el riesgo cero no existe, destacan en el sitio Consumer.es. Deberán eliminarse las latas cuando:
– En la lata aparezcan señales de oxidación, sobre todo en los bordes y los puntos de unión ya que hay peligro que el alimento del interior pueda haberse oxidado.
– La lata está abombada. Es señal de que en el interior han proliferado patógenos, debe tirarse sin dudar. Los patógenos del interior de las latas son unos de los más tóxicos para el consumidor.
– En el caso de haber espuma dentro de la lata de conserva es indicativo de que el alimento del interior se ha deteriorado.
– Si aparece el líquido del interior en mal estado, debe tirarse todo el contenido del interior.
– Si el alimento tiene mal olor o mal aspecto.
– Una vez abierta la lata, si no se consume todo el alimento del interior debe vaciarse del todo y guardar el resto en otro tipo de envase. Nunca debe mantenerse dentro de las latas una vez abiertos. Puede que los compuestos de la lata migren a los alimentos.

Fuente: Minuto Uno

¿Qué opinas de esta nota?