Se cosió la boca para no declarar y después intentó suicidarse

Tras dos años de espera, Mario Alberto Campilla  iba a ser juzgado por un robo cometido en Jáchal, llegó a Tribunales con la boca y los brazos lastimados. Posteriormente habría querido suicidarse y tuvo que ser trasladado al Hospital Rawson.


 

Tras las heridas en la boca y los brazos y el intento de suicidio, Campilla fue atendido en el Servicio de Urgencia del Hospital Rawson.
Tras las heridas en la boca y los brazos y el intento de suicidio, Campilla fue atendido en el Servicio de Urgencia del Hospital Rawson.

Para  este miércoles estaba previsto que comenzara el juicio en contra Mario Alberto Campilla acusado por robo agravado sucedido en Jáchal. Sin embargo, el detenido llegó con lesiones en la boca y en los brazos por lo que el juez Grassi, titular de la Sala III de la Cámara Penal, debió suspender la declaratoria del imputado.

Campilla se habría querido coser la boca para evitar declarar y así demorar el inicio del juicio. Según informar fuentes judiciales, con un alambre se habría provocado la agresión pero al no conseguir su objetivo habría intentado ahorcarse con un cable.

El acusado tenía también heridas en el antebrazo por lo que ya se inició una investigación para analizar lo que lo motivo a autoflagelarse.

Campilla tuvo que se trasladado al Servicio de Urgencias del Hospital Rawson con guardia policial y fue analizado por médicos legistas.

¿Qué opinas de esta nota?