Muerte de Ariel Velázquez: la justicia descartó un móvil político

Por el asesinato del joven jujeño militante de la UCR se cerró la etapa de instrucción bajo la carátula «homicidio en ocasión de robo». Según la fiscal Silvia Farall, Ariel Velásquez «estuvo en el lugar equivocado, en el momento equivocado».


 

Según la fiscalía, la muerte de Ariel estará asociada a la venta de sustancias alucinógenas.
Según la fiscalía, la muerte de Ariel estaría asociada a la venta de sustancias alucinógenas.

La fiscal Silvia Farall, a cargo de la investigación del crimen del joven Ariel Velásquez, informó hoy el cierre de la etapa de instrucción, donde ratificó el homicidio del mismo fue en ocasión de robo, descartando un móvil político.

La elevación de la causa, que pasa a manos del Juez de Control 5 Marcelo Ibáñez, la dio conocer hoy en una conferencia de prensa realizada en el Centro Judicial de San Pedro de Jujuy.

Inicialmente Farall hizo un repaso sobre el camino que recorrido en la investigación de la causa, que días atrás tuvo un giro en el cambio de caratula de los últimos cuatro detenidos.

Estos últimos detenidos fueron identificados como Enrique Rojas Díaz, quien quedó imputado como «supuesto autor del delito de homicidio en ocasión de robo» y Eduardo Mamaní, Máximo Zenteno y un menor de 16 años (cuya identidad se reserva) acusados como «supuestos coautores y partícipes necesarios del delito de homicidio en ocasión de robo».

La fiscal ratificó que quedó «descartado un móvil político» y que lamentablemente, a su criterio, «Ariel (Velásquez), estuvo en el momento equivocado, en el lugar equivocado».

Consultada sobre cuál habría sido el motivo del crimen, señaló que «conforme a las declaraciones testimoniales que se han seleccionado, todo apunta a pensar que hay una persona que vendía sustancias alucinógenas».

En ese sentido aclaró que hasta el momento no se determinó si la persona que habría sido buscada era allegada a Ariel, lo único que se sabe es que Velásquez habría ido o pasado por la casa del propietario de la vivienda que era el hermano.

Por otra parte, en relación a la etapa de prueba, informó que se secuestraron dos armas de fuego, de las cuales los informes técnicos revelaron que si bien la primera dio un resultado negativo, la segunda «es coincidente con el arma que se usó para cometer el crimen», teniendo en cuenta el proyectil alojado en el cuerpo de la víctima.

Finalmente sobre la situación de los tres primeros detenidos al haberse constatado hasta esta instancia, que no tienen conexión, se solicitó al juez de control, «el pedido del cese de detención», quien decidirá si los deja o no en libertad.

Jorge Ariel Velásquez falleció el 19 de agosto debido a una complicación en su estado de salud, luego de permanecer internado once días en la unidad de terapia intensiva del hospital «Pablo Soria», de esta ciudad, tras recibir un disparo de bala.

El incidente habría ocurrió en un aparente robo en la medianoche del 8 de agosto en el asentamiento Juan Pablo Segundo II, de San Pedro de Jujuy, cuando la víctima fue abordada por unos seis individuos que habrían pretendido robarle pertenencias.

Tras la intercepción, la víctima que al parecer se dirigía a la vivienda del hermano, entró a la misma y se encontró con él, quien constató que Ariel, sin haberse percatado, había sido herido de un disparo, según consta en la causa.

Fuente: La Nación

¿Qué opinas de esta nota?