Un sanjuanino en la Selección, medio siglo después

Con la citación y juego de Emmanuel Mas en el plantel de la Selección Argentina que disputa estas fechas de las Eliminatorias Sudamericanas, un sanjuanino vuelve al combinado nacional después de 42 años.


Emmanuel Mas

 

Tiene más de una peculiaridad la probable inclusión de Emmanuel Mas ante en el comienzo de las eliminatorias. Su debut en una competencia oficial con la camiseta del seleccionado se producirá por una circunstancia habitual en el fútbol: quien iba a ser titular, Marcos Rojo, quedó al margen por una lesión en el isquiotibial derecho que ni le permitió tomar el avión desde Manchester, como le pidió Louis van Gaal a Gerardo Martino. Las singularidades vienen por otro lado: será el único representante del torneo local en la formación inicial, y le dará presencia a San Juan, provincia que suele aportar varios jugadores al seleccionado de hockey sobre patines, pero no al de fútbol.

Entre los pocos antecedentes de sanjuaninos con la camiseta albiceleste de fútbol está José Eduardo Nahín, un volante defensivo que integró el equipo amateur que participó en el Mundial de Italia 1934. Nacido en San Juan capital, El Turco, como lo recuerda el diccionario «Quién es quién en la selección argentina» escrito por Julio Macías, fue el capitán en la derrota 3-2 ante Suecia, en el único partido disputado por el seleccionado. «Tenía un potente remate y jugaba en el seleccionado provincial en los torneos por la Copa Adrián Beccar Varela», agrega el libro, que también da cuenta de que murió electrocutado a los 52 años.

Aunque esporádica y fugaz, no pasó al olvido la participación de Oscar Ramón Fornari, nacido en la localidad de Media Agua. Este delantero surgido de Vélez jugó un solo cotejo en el seleccionado, aunque muy especial, porque con un gol suyo de palomita, la Argentina venció 1-0 a Bolivia en los 3600 metros de La Paz, en septiembre de 1973, por las eliminatorias del Mundial 1974. Ese equipo fue bautizado como el «seleccionado fantasma» porque hizo un período de adaptación a la altura en Tilcara, Jujuy, ante la indiferencia general. «Fue el gol más importante de mi vida. Entrenamos cuarenta días en Jujuy, Perú, Costa Rica y La Paz y estuvimos algo olvidados», recordó hace un tiempo Fornari. Pasaron 31 años para que la Argentina volviera a vencer a Bolivia en su capital, hasta marzo de 2005, con un 2-1 del equipo que dirigía Pekerman.

Ahora el testigo sanjuanino lo recoge Mas, de 26 años y nacido en la capital provincial. Fernando Quiroz lo hizo debutar en la primera de San Martín, club en el que después lo dirigió Gabriel Perrone, que así lo recuerda:

«Le veía futuro porque tenía condiciones y le gusta entrenarse al 100%, da lo máximo. Es muy profesional, un chico tranquilo. El aspecto físico es uno de sus fuertes».

«Obviamente fue mejorando, le agregó pausa a las proyecciones para tirar mejores centros. Tuvo progresos muy notorios. Quizá todavía le falte mejorar en la marca y en el cierre detrás del central, pero dentro de un panorama con pocos laterales, Emmanuel se ganó un lugar por merecimientos. Y en el seleccionado estará bien rodeado».

Perrone resaltó un aspecto que hace a la carrera de Mas: «Nunca falta a un partido, no se lesiona ni tiene dolores. Está siempre». Esto se comprueba con un dato de su campaña en San Lorenzo: disputó 58 partidos consecutivos hasta que fue expulsado a fines de agosto por un planchazo ante Banfield. Esta tarjeta roja precedió su debut en el seleccionado, el 4 de septiembre, en el 7-0 a Bolivia en un amistoso. Cuatro días después, en el empate 2-2 frente a México, reemplazó en los últimos 20 minutos a Rojo.

«Un sueño cumplido», dijo tras la gira Mas, que después de 42 años federalizó más a un seleccionado que vuelve a tener a San Juan en su mapa.

Fuente: La Nación.-

¿Qué opinas de esta nota?