El billete que pide auxilio por trata pero «sin datos certeros»

Las redes sociales comenzaron a difundir la foto de un billete de $10 que lleva escrito una especie de pedido de auxilio por supuesta trata de personas. El mensaje lleva nombre propio y la foto se viralizó al punto de llegar a otras provincias. María Arroyo, del Foro No a la Trata, brindó la postura de la institución sobre el asunto y aseguró que “no hay datos más certeros”. ¿Con qué seriedad se atienden estos casos?


trata_billete
«Hola, estoy en un lugar llamado Los Herreras, me tiene Luis «El Tuerto» hace 3 años. Por favor mamá ayudame, los extraño, soy Gabriela Suárez».

“Lo que sabemos es básicamente lo que dicen, no hay datos que sean más certeros. No dice ni en qué lugar está. En este sentido siempre tenemos mucha precaución de que no sea una cosa que descartemos pero tampoco podemos confiar en la veracidad porque se desconocen los datos más certeros”.

De esta manera lo expresó Arroyo, que afirmó que desde el Foro investigaron en registro de casos de mujeres buscadas en todo el país y “no habría ninguna información certera al respecto como una chica con esa filiación que estuviese desaparecida”. Sin embargo, fuentes no oficiales habrían asegurado que sí existe una chica Gabriela Suárez buscada.

Según Arroyo, la primera medida necesaria en este tipo de casos es indagar la fuente que en esta oportunidad “no existe”.  “También tuvimos en otras oportunidades chicas que piden auxilio, gente que había visto a alguien, y no se descartan, pero hay que tomarlo con cautela”, indicó y agregó que escrituras como estas aparecen en otros lugares como en los baños de las terminales.

“No es alarmante, tampoco hay que descartarlo. Tampoco hay que imaginar que en todos lados puede haber una sospecha. No hubo casos que se resuelvan de esta manera”, dijo.

Aunque es real que no existen datos certeros, ¿Tanto le cuesta a la Justicia indagar mínimamente para corroborar si los nombres propios expuestos en el mensaje existen o no?

Por otra parte, Arroyo valoró la facilidad con la que las redes sociales logran alcances inimaginables a la hora de compartir una información y que “la gente empieza a tener más conciencia y difundir”.  

“Este caso puede que no tenga un sustento, mañana puede aparecer un billete qué diga dónde está tal persona”, concluyó la representante del Foro No a la Trata.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir