¿Sos fans de una serie de TV? Enterate por qué puede llegar a ser peligroso

Un estudio del Departamento de Psicología de la Universidad de Toledo, Ohio, prueba que los atracones de televisión causan adicción y derivan en problemas de salud como una mayor incidencia de malestares psíquicos.

785587

Muchos fanáticos de las series de televisión norteamericanas coinciden en que les producen adicción. Uno comienza con el primer capítulo de una temporada y no puede parar hasta llegar al último. Y ni hablar cuando hay que esperar entre una temporada y otra.

Con respecto a esto, el Departamento de Psicología de la Universidad de Toledo, en Ohio, comprobó que quedarse prendido frente al televisor, sin poder parar de mirar una serie, es un problema de salud.

El estudio reveló que:

  1. No poder parar de mirar televisión es una conducta adictiva que se correlaciona con la salud mental individual;
  2. Queda por establecer si no poder parar de mirar televisión causa depresión, angustia y estrés, o si la dinámica es la inversa, o si se trata de un círculo vicioso.

Mientras tanto, estudios anteriores también han demostrado que pasar muchas horas frente a una pantalla puede traer consecuencias en la salud, como por ejemplo, aumento de peso, enfermedades cardiovasculares y problemas de salud mental.

Hace algunos años atrás, muchas personas esperaban que un día de la semana a determinada hora pasaran Los Simpsons, Los Soprano, Sex and The City, Seinfeld o The X Files. Luego aparecieron las maratones: esas mismas series —y otras— se repetían un capítulo tras otro durante la tarde del sábado, o la mañana domingo. Luego para contribuir con la adicción llegaron los servicios como Netflix, TiVo, Amazon TV y otras plataformas on-demand de televisión, muchas de las cuales tienen sus producciones propias, estrenan un día y a una hora, luego de haber creado gran expectativa, la temporada entera de una serie.

El desarrollo y la popularización de esta modalidad han generado un aumento en el fenómeno de mirar televisión de una sentada sin parar, durante horas.

Hay que tener en cuenta que seguir una serie de televisión, por más entretenida que sea, no se puede volver un modo de vida. Es necesario para la salud, alternar los momentos de ocio frente a la pantalla con una dosis de ejercicio físico para equilibrar nuestro bienestar corporal y mental.

 

¿Qué opinas de esta nota?