MISERABLE: Le quiso robar al humilde vecino lo poco que tenía

Ocurrió en una casita ubicada en calle Costa Canal, en La Bebida. El delincuente se llevó lo que vio a la mano: una sencilla bicicleta. Gracias a la rápida intervención policial detuvieron a los delincuentes a las pocas cuadras. Uno es menor de edad, pero el otro será juzgado en Flagrancia. 


Este domingo a eso de las 17:30, Federico Sebastián Cortez Flores junto a un menor de edad ingresaron a una humilde casita de calle Costa Canal Céspedes 1702 sur, en La Bebida, Rivadavia. Aprovechando que la construcción no tiene cierre perimetral, quisieron hacerse de lo poco que hubiera en el interior.

Mientras el menor intentaba forzar una reja de una ventana de la casa-habitación, Cortéz Flores intentó sustraer una bicicleta que se encontraba colgada en la pared. Pero no contaban con que estaba atento el hermano del dueño de la casa. El hombre vive en una vivienda construída a los fondos del domicilio y vio todo. A los gritos logró correrlos del lugar. En la intersección de Costa Canal y calle 9 de Julio encontró un móvil policial a quien les contó lo sucedido y comenzaron la persecución.

A las pocas cuadras lograron la aprehensión de los delincuentes, en calle Costa Canal Céspedes aproximadamente 300 metros al sur de calle 9 de Julio. Unos 650 metros desde el lugar de los hechos.

Por quedar atrapado con las manos en la masa, Cortez Flores será juzgado en el fuero de Flagrancia por tentativa de robo calificado por efracción agravado en su pena por la participación con menores de 18 años (arts. 42/167 Inc. 3 y 41 quáter del C.P.)

¿Qué opinas de esta nota?