Emocionadísima, recibió casa la mamá de Ariel Tapia

«Ariel, presente. Ahora y siempre». Ese reclamo por memoria y justicia acompañó a Alejandra Silva hasta el palco donde recibió la llaves de su casita en el Barrio Valle Grande. La mujer se mostró aliviada de poder sacar a sus otros hijos del lugar donde murió Ariel. 


Hace 20 años que Alejandra Silva se inscribió en el IPV y esperaba. Pero cuando murió su hijo Ariel de 12 años, hace 5 años, apuró la gestión por una casa para alejarse del lugar que siempre le va a recordar la tragedia. Tras días de búsqueda, el cuerpo del niño apareció dentro de una heladera en un predio abandonado cerca de la vivienda en Villa Angelita, Santa Lucía.  Se van a mudar apenas puedan, según contó la mujer a DIARIO MÓVIL. «Los niños están muy contentos y nerviosos. Llevan 2 ó 3 días que no paran y anoche casi no han dormido. Tenemos todo listo».

Hoy, Alejandra recibió llaves para vivir en la otra punta: en el barrio Valle Grande de Rawson. «Ariel, presente. Ahora y siempre», fue el cantito que hizo más emocionante su paso hasta el palco.

«Dentro de todo el dolor es una buena notica poder sacar a mis hijos de ahí y que tengan nueva vida»

A algunos de los nuevos vecinos Alejandra los conoce de antes, porque integran la Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas de la Impunidad y la Inseguridad (AFAVII). «La mayoría son compañeros de lucha», afirmó camino a su nueva casa. Y opinó sobre los rumores sobre el barrio de las mil casas. «La inseguridad está en todos lados. A donde vayamos. Pero pienso que acá vamos a estar bien, nos va a ir bien», afirmó con una sonrisa.

¿Qué opinas de esta nota?