La incansable lucha de una caucetera por recuperar a su hija robada hace 20 años

Es la historia de Vanesa que tuvo a su beba siendo ella muy jovencita. Un médico le dijo que la criatura había muerto al nacer, pero el mismo «profesional» hizo el certificado de nacimiento de la menor como hija de otra mujer. Hoy la Justicia investiga. Fue el periodista Rodolfo Uriza quien visibilizó la lucha de esta madre. 


Veinte años no es nada cuando la sangre tira. Es lo que le pasó a Vanesa Sánchez, una mujer de Caucete que tuvo una bebé a los 19 años y quedó en la calle por el enojo de su familia ante ese segundo embarazo adolescente. Una familia Agüero le prestó techo pero a los 3 meses le negó el ingreso y se quedaron con la menor. Un día, le dijeron que había muerto. El médico Celestino Elías certificó la muerte y firmó un acta de defunción. Pero el mismo médico anotó a esa menor como hija biológica de Rosa Alicia Agüero, una mujer de 52 años en ese momento; lo que hace poco creíble que pueda haber parido a la niña a esa edad. Esa mujer era familiar de la que le prestaba casa a Vanesa y ambas a su vez tenían otra familiar en el Registro Civil de Caucete.

Ese es el resumen de una historia de mucha vulnerabilidad. «Diga que Dios me iluminó y la asenté, porque si no no tengo cómo reclamar», contó Vanesa a DIARIO MÓVIL. En ese momento, a tan temprana edad y sin contención familiar Vanesa no supo ni pudo denunciar, cayó en depresión y recién ahora, casi a sus 40 años se decidió a luchar para que la verdad salga a la luz. «Si me animé a hablar fue porque tengo pruebas. Mi hija el 22 cumple 20 años y yo lo único que quiero es la verdad», aseguró. Hoy la Justicia Federal está investigando su denuncia y han pedido una prueba clave: el  ADN.

El médico y las Agüero ¿socios para robar bebés?

Vanesa denunció al médico Celestino Elías por falsificación de documentos públicos y supresión de identidad. Y es que el doctor, todavía activo, firma los documentos denunciados con tres números distintos de matrícula cuando se admiten sólo dos: uno provincial y otro nacional.

El 22 de mayo del 98 Elías firmó el certificado de defunción de la niña con matrícula 53.757 en el Registro Civil de Caucete. Y el 27 de mayo de ese mismo año firmó el acta de nacimiento de la menor con matrícula 59.160 en el Registro Civil de San Martín. Hoy Elías firma con matrícula 1.382.

Vanesa ahora tramita ante Salud Pública el informe médico de la supuesta muerte de su hija. Sin embargo, el documento no aparece.  Esa sería otra prueba sólida de que la supuesta muerte no existió y hubo una supresión de identidad de la niña.

Pero además, hay tres mujeres de apellido Agüero que habrían colaborado con Elías. Una mujer es la que le prestó techo  y luego le negó el ingreso impidiéndole ver a la beba. Esa señora tenía una familiar que trabajaba en el Registro Civil caucetero. Y a su vez, ambas son familiares de la mujer de 52 años que el médico Elías anotó como madre biológica de la beba en cuestión.

Hoy Vanesa tiene 4 hijos, contando a su Guadalupe. Pudo contactarla pero la niña está muy confundida y enojada con la causa judicial. «Ella cuando sea madre va a entender mi lucha. Yo no puedo retirar la denuncia porque quiero que ella misma sepa la verdad, que es mi hija y que me quitaron el derecho a ser su mamá, que tanto ella como yo somos víctimas de esta impunidad».

¿Qué opinas de esta nota?