El calor de un centro de datos será usado para calefaccionar una ciudad

Se trata de un proyecto de energía en Noruega

Lyseparken es el nombre del edificio, y su construcción contará con un corazón muy particular: un centro de datos sostenible, The Spark, concebido para ser cerebro y cuerpo de este núcleo urbano.

Será cerebro ya que en el centro de datos como es sabido se almacena información, pero también cuerpo porque aparece un nuevo concepto llamado «energía circular». Según el socio fundador, «El calor generado por los centros de datos representa un enorme potencial sin explotar en términos de captura de energía, que queríamos explorar más a fondo»

La idea parte de un sistema de refrigeración líquida que se lleve el calor de las instalaciones para trasladarlo a un sistema de calefacción urbana, que calentaría los inmuebles de su entorno cuando fuese necesario.

Un gran proyecto en el que se beneficiarían ambos lados, el centro de datos refrigerándose y también las personas, haciendo uso de ese calor que de otra forma se desperdiciaría.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir