Franco el joven enfermero sanjuanino que decidió volver a ayudar a su Calingasta natal

Tiene 25 años y una determinada vocación de servicio. Tras recibirse volvió a su Villa Nueva natal para cuidar de la población. Y con excelentes resultados.  


El 90 % de la población de Villa Nueva, en Calingasta, tiene su calendario de vacunas al día. Entre los 150 habitantes hay muchos diabéticos e hipertensos. “Pero están bien controlados” aseguró a DIARIO MÓVIL el único y flamante enfermero universitario del pueblo.

Franco Jesús Vedia conoce bien los datos porque se trata de sus vecinos de toda la vida. Pero sobre todo porque en enero participó de un abordaje territorial exhaustivo que permitió elaborar una estadística para seguir de cerca la salud de su comunidad.


El joven profesional tiene 25 años y una fuerte determinación para estudiar. Con mucho sacrificio económico de sus padres pudo completar la carrera en la UNSJ, alquilando en la ciudad, lejos de su familia. Y al recibirse, pudiendo elegir trabajo, prefirió volver a su pago para prestar servicio. Trabaja en el hospital Aldo Cantoni de Calingasta.


“Siempre me llamó la atención todo lo relacionado con la salud. Es difícil, pero no imposible. Hago cursos y capacitaciones cada tanto y quiero hacer la licenciatura el año que viene en Mendoza” contó.
Franco recuerda que el día en que se recibió fue la mayor alegría para el, sus padres y sus tres hermanos.

Los Vedia a pleno el día de entrega de títulos

“Dios está valorando y recompensado todos mis esfuerzos. Y esto sirve para que la gente vea que nada es imposible cuando uno quiere. Se puede salir adelante sólo se necesita perseverancia, humildad, respeto, dedicación”, opinó Franco.

Villa Nueva, vida nueva
El pueblo de Franco está a 40 kilómetros de la villa cabecera de Calingasta, hacia el norte siguiendo la ruta 412. Tiene un Centro de Atención Primaria de la Salud que ha sido reflotado gracias a la designación del enfermero.


Las largas distancias se agregan a las intensas jornadas laborales, a veces de 10 horas; cuando Franco está de guardia en el hospital Cantoni de Calingasta. Pero además se suman horas de trabajo porque Franco es especialista en vacunación. Por esa aptitud es muy requerido su trabajo, hasta campo afuera, como investigador y agente sanitario. Igualmente le sirven esas horas porque luego se las devuelven y las usa para viajar y seguir perfeccionándose.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir