Una mamá llevó a su hijo a tomar un helado y después lo mató

El pequeño tenía tan sólo 10 años, ella intentó suicidarse pero sobrevivió.

El caso conmueve a la localidad de Montegrande. El crimen ocurrió sobre la calle Fragata Heroína al 3200, en la zona sur del Conurbano bonaerense, cuando una mujer llevó a su hijo a tomar un helado y pasó lo peor.

La protagonista del hecho es una mujer policía (que había sido exonerada de la fuerza hace poco tiempo). Ella misma, fue quien mató de dos balazos en el pecho a su hijo de 10 años y después intentó suicidarse.

Natalia Pereyra había llevado a su hijo a tomar un helado. El menor, sufría un Trastorno Generalizado del Desarrollo, comúnmente conocido como TGD. De manera sorpresiva, cuando regresaron a su casa, buscó el arma reglamentaria de su pareja -que pertenece a un efectivo del Servicio Penitenciario Federal- y disparó a sangre fría.

En ese momento no había nadie más en la vivienda. La pareja de Natalia estaba en la casa de su madre, y desde allí escuchó los disparos. Lo primero que pensó es que se trataba de un asalto, por lo que salió corriendo desesperado hacia la casa. Al ingresar, se encontró con una escena de terror.

Días antes, a Natalia le habían notificado que ya no pertenecería más a la Policía Bonaerense. Según testimonios de allegados, la mujer atravesaba un proceso de depresión y tenía problemas de pareja. Hasta el momento, permanece internada en grave estado en el hospital Santa Marina, después de haberse pegado un tiro en la cabeza.

Fuente: La Cien

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir