GENIOS: Alumnos crearon un dispositivo que permite ahorrar energía

Alumnos del CET Nº 9 de Cipolleti crearon un dispositivo para medir y ahorrar energía eléctrica. Los jóvenes inventores pusieron manos a la obra para ofrecer una solución a un problema que preocupa a sus vecinos. Este dispositivo que no solo ayuda a ahorrar electricidad desde el punto de vista económico, sino que contribuye a aportar un solución al problema la contaminación del medio ambiente por el uso desmedido de la energía.

Cada vez se hace más urgente hablar de la necesidad de actuar ante los problemas ambientales. En esto, reducir el consumo energético tanto en edificios como en las viviendas es el punto clave no solo para el bolsillo en la reducción del costo final de la factura eléctrica, sino también para aportar un beneficio al medioambiente.

Con esta premisa, un grupo de alumnos del Centro de Educación Técnica N°9 de Cipolleti, en Río Negro, crearon un dispositivo que permite medir y controlar el consumo energético de los hogares. El proyecto logró posicionarse entre los mejores trabajos tecnológicos del país.

Si bien el proyecto se inició en la materia de Organización Industrial,  gracias al acompañamiento de los docentes, los estudiantes lograron reunir los conceptos de las diferentes asignaturas que cursan durante el año lectivo. De esta manera, diseñaron un elemento que ayude a tomar conciencia sobre el uso racional de la energía.

Desde la perspectiva del consumo eléctrico en los hogares,  primero se debe reconocer qué aparatos consumen más y por dónde se genera la fuga de energía en los hogares. Es por ello que el proyecto, que aún permanece en periodo de prueba, cuenta con pantalla led muy fácil de leer y permite observar la corriente, el voltaje y la energía consumida.

La pantalla puede colocarse en algún lugar de la casa y puede tomar como parámetro los índices que figuran en las facturas de consumo energético. De esta manera se puede dilucidar fácilmente y actuar con certeza en aquellos elementos que consumen más energía

“La idea es que pueda funcionar en una casa o empresa. Estamos trabajando hasta 24 volt. El próximo año vamos a probar con la corriente de línea de 220 y 380 volt”, explicó Cristian Olguín, uno de los alumnos impulsores de la iniciativa.

Por su parte, la docente del CET N°9, Graciela Candia, remarcó que desde el ámbito educativo surgen ideas innovadoras que logran concretarse una vez que los estudiantes la socializan con sus familiares y amigos. “Cuando les planteo un proyecto es como una página en blanco que tienen que empezar a llenar. Para nosotros es genial que la tecnología se una con los saberes. Nos motiva que después puedan llevarlo a la comunidad”, expresó.

Los jóvenes piensan en un instrumento que permita dar soluciones a las problemáticas que preocupa y afecta a la población en general. Es por ello que el trabajo de los alumnos del CET N°9 de Cipolleti logró posicionarse entre los mejores trabajos tecnológicos del país.

También, mediante la gestión de un profesor de la institución, participaron con el proyecto en un concurso que organizó una empresa de tecnología reconocida a nivel mundial. El trabajo, desarrollado de manera meticulosa, logró quedar seleccionado entre los 30 mejores de 800 que se presentaron diferentes países.

Fuente: La Nación.

¿Qué opinas de esta nota?