INSÓLITO: Ingresó a URGENCIAS con una botella en el ano, dijo «quería llenarla de gases»

Un vecino de la localidad malagueña de Antequera, ha ingresado esta mañana en el hospital de dicha localidad con una botella de vidrio de un litro introducida en el ano. Ha sido necesaria la intervención de dos especialistas y un miembro del servicio de mantenimiento de dicho centro para extraer el recipiente sin que el paciente sufriera daño alguno.

El hombre, cuya edad ronda los 40 años, no paraba de repetir que “aquello no era lo que parecía”. Preguntado sobre cómo ocurrió todo, explicó que “estaba aburrido en mi casa, y se me ocurrió comprobar si era posible llenar una botella de pedos. La botella hizo vacío al meterla, y no podía sacarla por más que tiraba”.

“Como no podía venir conduciendo a urgencias, he ido a pedir ayuda a mi vecino, y la que estaba era la mujer, que me ha tenido que traer en el asiento de atrás, semidesnudo, y tumbado boca abajo”, añadía visiblemente avergonzado. “Hay que tener cuidado con lo que introducimos en según qué orificios corporales, que luego pasa lo que pasa”, comenta uno de los sanitarios que lo atendió. “Si a alguno le entra la curiosidad, que use un embudo, que es más seguro”, añade.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir