Sanjuaninos trasplantados del corazón, festejaron EMOCIONADOS sus avances

Tras un riesgoso trasplante, Romina, Oscar, Cristian y Mario; viven una vida normal y están felices

 

Romina, Oscar, Cristian y Mario prolongaron su esperanza de vida al saber que serían trasplantados del corazón. Hoy, luego de la intervención quirúrgica tienen una vida normal, disfrutan de su familia e hijos, regresaron a sus trabajos y antes del fin de 2018 celebraron por un año más de vida junto a los médicos y licenciados del Hospital Marcial Quiroga que los acompañan desde el momento en que detectaron su insuficiencia cardíaca.

Por intermedio del convenio que el Ministerio de Salud Pública tiene con el Hospital Italiano de Buenos Aires, Romina, Oscar, Cristian y Mario fueron tratados, controlados y asesorados por el grupo de médicos de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Hospital Marcial Quiroga hasta que, desde Capital Federal, les llegó la grata noticia de que iban a recibir su nuevo corazón.

Hoy, los cuatro sanjuaninos desarrollan su vida con normalidad mientras siguen controlados, evaluados y atendidos por los médicos y kinesiólogos del nosocomio de Rivadavia.

Cristian fue papá, Mario disfruta de sus cinco hijos y dos nietos, Romina se divierte de sus hijas y Oscar encontró en su familia la motivación para ser feliz.

Junto a la directora Dra. Inés Garcés, los cardiólogos, kinesiólogos y psicólogos, ayer celebraron por el año que se va y la nueva vida que recibieron tras ser trasplantados e corazón.

“A mí me cambio la vida, yo pensé que tras el trasplante iba a quedar limitado, con secuelas y que no iba a poder hacer nada, pero nada de eso pasó. Volví a mis trabajos, a sentirme útil, recuperé las ganas de vivir y hoy estoy muy agradecido por el trato y la atención que recibí en el Marcial Quiroga. Soy feliz y eso es lo más importante para mí”, destacó Mario.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir